El excandidato presidencial del PAN, Ricardo Anaya denunció que el presidente Andrés Manuel López Obrador “está interviniendo vulgar y tramposamente” en el proceso electoral en curso y “ya ni siquiera le importa negarlo”, pues en la conferencia mañanera del 11 de mayo, aceptó que “está metiendo la mano en las elecciones”, lo cual claramente viola la ley.

En un video publicado en sus redes sociales, Anaya recalcó que “no es la primera vez que vivimos un proceso electoral manchado por la intervención tramposa de un Presidente. En 2018 me tocó vivirlo a mí. Y les aseguro que es frustrante y profundamente injusto”.

Recordó que tras el ruido de las acusaciones en su contra y sus efectos en la elección de 2018, resultó que “no había nada”. Incluso “el Tribunal Electoral castigó a los funcionarios involucrados, y la PGR me declaró inocente porque no había ningún delito. Claro, eso lo dijeron ya que había pasado la elección”.

El excandidato presidencial señaló que “eso ya es historia y no importa lo que me haya pasado a mí. Lo grave es que se sigue repitiendo, y el abuso de poder daña la democracia y te afecta a ti, nos afecta a todos”.

Dijo que hoy vemos de nuevo a “un presidente que usa todo su poder y su influencia para atacar, por medio de los órganos de justicia del Estado, a los candidatos incómodos, que le van ganando a los de Morena”.

Puntualizó que López Obrador “siempre ha sido mal perdedor. Nunca ha aceptado una derrota”, pues en todas las elecciones que ha participado, para gobernador de Tabasco y para presidente de la República en 2006 y 2012, siempre ha alegado fraude. “Ese es López Obrador, el que nunca acepta una derrota, el que cuando va perdiendo, hace trampa; el que para no perder, mete el pie y las manos y lo que haga falta, sin importar si es legal o no; el que cuando le estorban las instituciones, las manda al diablo”. La diferencia, subrayó, es que ahora que es presidente, ni siquiera esperó a que se llevaran a cabo las elecciones, pues “está acusando fraude desde antes y está en guerra contra el INE”.

Resaltó que cuando al presidente le conviene, quiere que el pueblo decida, como en el caso de las candidaturas canceladas en Guerrero y Michoacán, y cuando no le conviene, usa a la Fiscalía para descarrilar a los candidatos que pueden ganarle a Morena. Esta actitud, apuntó Anaya, obedece a dos razones: primero, porque no sabe perder; y segundo, para distraer de la terrible tragedia de la Línea 12 del Metro. “Cree que somos tontos. Pero ni nos vamos a dejar, ni nos vamos a distraer: no vamos a olvidar las consecuencias de su negligencia criminal”.

Fuente: El Universal