La Junta de Gobierno del Banco México (Banxico) consideró que los riesgos para la inflación están al alza, aunque estimó que el reciente aumento en precios será transitorio y mantuvo su expectativa de que converja a la meta del 3 por ciento en el segundo trimestre del 2022, según las minutas de su más reciente reunión.

La entidad dejó estable hace dos semanas la tasa de interés interbancaria en 4 por ciento en una decisión unánime, citando la necesidad de consolidar una trayectoria decreciente de la inflación hacia su objetivo del 3 por ciento.

Entre los riesgos al alza para la inflación, los miembros la junta de la entidad monetaria destacaron las afectaciones en la producción agrícola debido a las sequías, según la minuta publicada el jueves.

Los precios al consumidor sufrieron en abril su mayor alza interanual en tres años, aunque tuvieron una ligera desaceleración en la primera quincena de mayo a 5.8 por ciento, en medio de presiones provenientes del sector agropecuario.

La posibilidad de un aumento de precios en el exterior y posibles episodios de depreciación cambiaria de igual forma podrían incidir negativamente en la formación de precios, destacó el documento.

La entidad monetaria consideró que los pronósticos del indicador actualmente son mayores a los de su último informe trimestral, pero reiteró que la inflación convergerá a su meta durante el segundo trimestre de 2022.

En cuanto al crecimiento económico, el banco central señaló que el balance de riesgos ha mejorado y que ahora se encuentra más equilibrado, luego de que en 2020 el Producto Interno Bruto (PIB) sufrió su mayor contracción desde la Gran Depresión.

Durante el primer trimestre del año, México creció 0.8 por ciento frente a los tres meses previos, según cifras revisadas del instituto local de estadística, y se prevé que la recuperación sea más robusta a partir del segundo trimestre, principalmente impulsada por la demanda externa.

Fuente: Milenio