El Banco de México (Banxico) modificó al alza sus expectativas para la inflación de 2021, por lo que el indicaron llegará a su nivel más elevado este trimestre (5.8 por ciento); subrayó la persistencia de riesgos que aumentarían el indicador.

El gobernador de Banxico, Alejandro Díaz de León informó -durante la presentación del Informe Trimestral enero-marzo 2021- que el cambio responde a que se tomó en cuenta el incremento en los precios de los energéticos y productos agropecuarios.

Entre los riesgos latentes para la inflación nacional está que aumente la inflación a nivel internacional, diversas presiones de costos para las empresas, episodios de depreciación cambiaria y que la sequía en varias regiones del país continúe presionando algunos productos agropecuarios.

Díaz de León refirió que en su anterior reporte trimestral, en el segundo trimestre de este año la inflación se ubicaría en 4.5 por ciento, por lo que la previsión aumentó 1.3 por ciento.

Mientras que, las previsiones para el tercer y cuarto trimestre eran de 3.3 y 3.6 por ciento, empero las expectativas apuntan a que el indicador se ubicará entre 4.5 y 4.8 por ciento.

Además, las previsiones para el primer trimestre de 2022 era de 3.1 por ciento, pero ahora se ubicó en 3.9 por ciento; el Banco de México prevé que la inflación se ubique en tres por ciento, meta prevista para el segundo trimestre del próximo año.

Fuente: 24 horas