La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) descartó que existan irregularidades en el contrato con CanSino Biologics para la adquisición de vacunas contra covid-19.

El acuerdo se habría dado entre el fabricante chino, el gobierno de México y la compañía Latam Pharma Innovative Ventures, la cual ha sido señalada de ser una compañía inexistente con sólo cuatro empleados y domicilio en Suiza que fue constituida luego de la firma del contrato.

En un comunicado, la cancillería confirmó que se suscribió un acuerdo entre el gobierno mexicano, el laboratorio chino y la empresa suiza, encargada de realizar el envasado del biológico.

La Secretaría de Salud firmó el 13 de octubre de 2020, «varios contratos para la provisión de vacunas contra covid-19 con Pfizer, AstraZeneca y CanSino Bilogics».

A decir de la cancillería, éstas se situaban como «las que presentaban los mayores avances en el desarrollo y ensayos clínicos de sus biológicos» y en el caso de la farmacéutica CanSino, «la intención de compra se consolidó el 8 de diciembre de 2020».

En el documento se explica que con CanSino Biologics, se previó que laboratorios en México formularan y envasaran el antígeno producido en China.

«Fueron las propias farmacéuticas las que eligieron a los laboratorios para que llevaran a cabo los procesos de formulado  y envasado de las vacunas en nuestro país: Liomont en el caso de AstraZeneca y Drugmex en el caso de CanSino Biologics. En ambos casos, los laboratorios en México se debieron sujetar a la normatividad impuesta por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris)».

CanSino designó a Latam Pharma como su representante legal

La Secretaría de Relaciones Exteriores argumentó que CanSino Biologics no contaba con alguna empresa afiliada o símil en el país que pudiera hacer el llenado y fabricación de las dosis; por ello la farmacéutica, «sin intervención de autoridad alguna del gobierno de México, designó a Latam Pharma Innovative Ventures para llevar a cabo su representación legal».

En el comunicado se asegura que el contrato se realizó «con base en restricciones de regulación y decisiones de negocio de la empresa CanSino Bilogocs y tuvo los vistos buenos y acuerdos de todas las áreas competentes adquirientes de la Administración Pública Federal, incluyendo las sanitarias y financieras».

Fuente: Milenio