La Fiscalía General del Estado de Oaxaca (FGEO) emitió una ficha de búsqueda y localización para dar con el paradero de Juan Antonio Vera Hernández, hijo del exdiputado priista y empresario gasolinero, Juan Antonio Vera Carrizal, considerado como el principal agresor de la joven saxofonista María Elena Ríos Ortiz.

Las autoridades ofrecen una recompensa de un millón de pesos a cambio de información sobre el paradero de Vera Hernández, señalado como el quinto implicado en el intento de feminicidio de la saxofonista oaxaqueña, registrado a finales de 2019.

En la ficha se precisa que Vera Hernández, de 35 años, es buscado por su presunta responsabilidad en el delito de tentativa de feminicidio.

Vera Hernández, es hijo del exlegislador Vera Carrizal, vinculado a proceso en 2020 por presuntamente ordenar el ataque con ácido contra la joven mixteca.

Según la investigación, el exlegislador contrató a dos trabajadores de la construcción y el trato fue mediado por su hijo, quien cuenta con una orden de aprehensión desde hace más de un año.

Al día de hoy, por este caso han sido detenidas cuatro personas; el exlegislador, dos presuntos autores materiales y el presunto responsable de pagar a los autores materiales por realizar el ataque.

Desde el pasado 5 de mayo, María Elena inició una campaña para exigir a las autoridades que se aprehenda a Vera Hernández quien sigue libre y a quien, incluso, ella misma ha visto en las calles, según ha denunciado.

“Todos los días al despertar, lo primero que hago es revisar mi celular, esperando ver un mensaje o llamada perdida de @PeimbertArturo informando la captura del 5to agresor del #intentodefeminicidio del que fui víctima. #ElJuniorsiguelibre y el fiscal pule la impunidad en Oaxaca”, escribió en su cuenta.

María Elena Ríos, saxofonista de 28 años de edad, sufrió graves quemaduras en cara y cuerpo, luego de ser rociada con ácido el pasado 9 de septiembre.

Desde esa fecha estuvo internada en el Centro Nacional de Investigación y Atención de Quemados, en la capital del país, hasta ser dada de alta el 21 de enero pasado.

De acuerdo con datos de la organización civil Carmén Sánchez en México se han documentado al menos 22 agresiones de este tipo desde 2001.

Fuente: expansión política