El gobierno federal expropio un total de 109 hectáreas, 66 áreas, 87 centiáreas, 661 miliáreas en terrenos de propiedad privada a favor de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) para la construcción del Aeropuerto Civil y Militar “General Felipe Ángeles”, ubicado en Santa Lucia, Estado de México.

A través de un decreto presidencial publicado en la edición vespertina del Diario Oficial de la Federación (DOF), se estableció que parte de los ejidos de Santiago Atocan, San Lucas Xoloc y Xaltocan serán utilizados para la construcción del aeropuerto. 

Dicho decreto incluye la construcción e instalación necesaria para este fin que encuentren en el propio terreno y formen parte de la misma.

El gobierno federal, por conducto de Sedena, procederá de “inmediato”, a tomar posesión definitiva de los bienes en materia de la expropiación. 

La Sedena también se encargará del presupuesto y cubrirá las indemnizaciones que deban pagarse, esto en conformidad con el Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales.

El decreto establece que esto se realizará con cargo al presupuesto aprobado y no se autorizarán recursos adicionales para tales efectos. La secretaría tendrá 15 días hábiles posteriores para realizar tales efectos de expropiación.

Fuente: Milenio