El 7 de julio el Senador Alejandro Armenta presentó un punto de Acuerdo, a través del cual, “en la Comisión Permanente, he solicitado que a través de una nueva investigación, la COFECE no se limite a revisar las cámaras de compensación, sino el mercado en su totalidad, considerando el ciclo completo de las transacciones: adquirencia, emisión y compensación, y que en su caso, sancione a los bancos extranjeros que atentan contra el desarrollo competitivo del mercado”, dijo Alejandro Armenta.

La investigación y la resolución que se debiera emitir sería el resultado de una investigación llevada a cabo por la COFECE.

En efecto, el 26 de octubre de 2018, dicha autoridad publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF), el extracto del acuerdo de inicio de una investigación para determinar la posible existencia de barreras a la competencia, así como de posibles insumos esenciales en el mercado de sistema de pagos cuyo procesamiento involucre una cámara de compensación para pagos con tarjetas de crédito o débito.

En seguimiento a su publicación de octubre de 2018, el 16 de diciembre de 2020, la COFECE publicó en el DOF el Dictamen Preliminar del expediente IEBC-005-20, donde la COFECE, estableció que no existen condiciones de competencia en la red de pagos con tarjeta en México, debido a la probable existencia de barreras a la

competencia que generan costos y requisitos anticompetitivos a la entrada de nuevos participantes en este mercado.

El oligopolio en el mercado de tarjetas de crédito y débito implica graves afectaciones a millones de mexicanos, pues se traducen en costos tanto para los comerciantes como para las personas que hacen sus pagos con tarjeta.

El Senado está atento a este fenómeno, que impacta directamente en una falta de bancarización, altos precios para los comercios y tarjetahabientes, pobre calidad en servicios y la obstaculización a la innovación en medios de pagos.

Como parte de las medidas correctivas se encuentra la implementación de actividades para que los grandes bancos extranjeros dejen de dominar las dos únicas cámaras de compensación en el mercado E-Global y Prosa.

El Senador Alejandro Armenta ha solicitado que, a través de una nueva investigación, la COFECE no se limite a las cámaras de compensación, sino en el mercado en su totalidad, considerando el ciclo completo de las transacciones: adquirencia, emisión y compensación, y que, en su caso, sancione a los bancos extranjeros que atentan contra el desarrollo competitivo del mercado.

Las probables prácticas monopólicas parten desde el hecho de que 2 bancos de capital extranjero concentran casi el 60% del mercado en terminales punto de venta y emisión de tarjetas. Además, son copropietarios de E-Global, la principal cámara de compensación.

Concentrar la adquirencia, emisión y compensación les ha permitido diseñar, monitorear, facilitar e implementar esquemas comerciales y políticas internas que favorecen de manera ventajosa su operación en el mercado de tarjetas.

Conforme a datos del Banco de México, a junio de 2020, el saldo de crédito otorgado ascendía a cerca de 320 mil millones de pesos.