Vecinos de una zona en Campeche, donde se tiene planeado que pase el Tren Maya, protestaron contra esta reubicación y pidieron al presidente de México que no haya más “intimidaciones”, pues aseguran que son blanco de amenazas al no querer dejar sus hogares.

El Colectivo Tres Barrios emitió su postura previa a la llegada de Andrés Manuel López Obrador, pues tiene como objetivo supervisar los avances de esta mega-obra, en un documento denunciaron que miembros del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) los han intimidado.

“Denunciamos la intimidación que hemos recibido por parte de personal de Fonatur y otras autoridades encargadas de la obra, así como miembros del partido Morena y de particulares, por defender nuestras viviendas en los barrios La Ermita, Camino Real y Santa Lucía”.

Estos barrios pertenecen a San Francisco de Campeche y aseguran también hay presencia de la comunidad maya de Candelaria. Argumentaron que en el proceso electoral pasado miembros de Morena y Fonatur quisieron persuadirlos de abandonar los juicios de amparo que interpusieron.

“En repetidas ocasiones indicaron que si no desistíamos de los amparos luego no se nos iba a dar una casa nueva como indemnización por el desalojo. Nos insisten en que si queremos negociar debemos primero desistirnos de los juicios de amparo”.

El Colectivo Tres Barrios acusó, de igual manera, una campaña de mentiras en contra de las representantes del mismo, pues en redes sociales han hecho circular información sobre supuestas entregas de dinero por parte de organizaciones de derechos humanos. Afirman que todo es falso.

Añadieron que debido a la batalla legal por no ser reubicados, entonces la estrategia para poder moverlos se convirtió en la intimidación, incluso advirtiendo que se les negaría la entrega de apoyos sociales.

Incluso acusan que autoridades les dijeron que solo darían apoyo para la construcción de una vivienda, pero que los terrenos debían ser conseguidos por ellos mismos.

“Pedimos al presidente que en el sobrevuelo que hará de las vías ferroviarias tome nota de que -los barrios afectados- no son invasiones, sino zonas consolidadas que existen desde antes de la construcción de la vía del tren en los años 30”.

Finalizaron con que la construcción de esta línea férrea se construyó indebidamente sus barrios y comunidad.

Fuente: 24 horas