El presidente Andrés Manuel López Obrador descartó que exista una persecución política contra Ildefonso Guajardo, ex secretario de Economía en el gobierno de Enrique Peña Nieto vinculado a proceso por su probable responsabilidad en el delito de enriquecimiento ilícito.

Incluso le mandó decir que ni no ha cometido ninguna ilegalidad no tiene nada de qué preocuparse.

Desde Tabasco, donde realizó su conferencia de prensa, el mandatario afirmó que en su gobierno no se persigue a nadie por razones políticas ya que, dijo, “no es mi fuerte la venganza”.

“No, nosotros no perseguimos a nadie por razones políticas, no es mi fuerte la venganza. Si hay un asunto judicial tiene que ver con la fiscalía y es cosa de aclararlo, el que nada debe nada teme. Por esto no debe de preocuparse. Si no tiene nada ilegal, si él es una gente honesta qué se puede preocupar.

López Obrador comentó que en el caso del ex funcionario, “si hay un asunto judicial tiene que ver con la fiscalía y es cosa de aclararlo, el que nada debe nada teme; por esto no debe de preocuparse”.

“Aquí hay dos cosas, una la acusación judicial que esa se atiende y la otra es la conciencia de cada quien. Lo más importante es la tranquilidad de conciencia, entonces si él tiene tranquila su conciencia lo demás es lo de menos”, expresó. 

De acuerdo con la indagatoria de la fiscalía, Guajardo Villarreal obtuvo un incremento injustificado en su patrimonio, relacionado con la adquisición de obras de arte y diversos depósitos en cuentas bancarias, tanto nacionales como extranjeras. 

El Presidente descartó tener el dato de cuántos ex funcionarios del sexenio pasado tienen algún proceso de investigación abierto porque los funcionarios saben que deben proceder.

“Cuando se conoce de un presunto delito se tiene que denunciar, no debe de ocultarse nada, es cero corrupción y cero impunidad, sea quien sea. Si un secretaria va y me lleva un expediente sobre un supuesto hecho de corrupción lo que hago es proceda, eso le digo, proceda, envíe la denuncia donde corresponda”, indicó.

Recordó que desde su toma de posesión habló que solo se hacía cargo de lo que hiciera su hijo Jesús Ernesto porque es menor de edad, “pero del resto no, que cada quien se haga cargo de sus asuntos y asuma su responsabilidad”. 

Fuente: Milenio