La falta de medicamentos ha causado diversas críticas y protestas en contra del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, quien, días atrás, había reiterado en que dichos suministros se reabastecerían muy pronto.

Ante esta crisis, y del reciente escándalo del hermano de AMLO, el ex candidato presidencial, Ricardo Anaya Cortés, volvió a arremeter contra López Obrador y lo acusó de querer hacer negocios con la industria farmacéutica.

A partir de la polémica que se originó a raíz de un video en el que se captó a David León entregando dinero en efectivo Martín López Obrador, hermano del presidente, Anaya aseguró que la estrategia de AMLO por combatir la corrupción en dicho ámbito ha fracasado.

Explicó que el tabasqueño “destruyó el sistema de compras de medicinas”, concentraron las adquisiciones a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y le encargaron “la distribución a una empresa del gobierno”, de la cual, recordó, David León, había sido designado como el encargado de la compra de fármacos, equipo médico, vacunas, etcétera.

“¿Ya viste quién es esa persona que López Obrador quería que comprara todas las medicinas? Seguro te estas preguntando si es el mismo David León que acaba de salir, otra vez, entregando dinero en efectivo a otro hermano de López Obrador … Sí, por muy increíble que parezca, él es, el que le da dinero en efectivo a los hermanos de López Obrador

(…)Estamos en el peor de los mundos. Con todos los cambios absurdos que hizo López Obrador no se acabó la corrupción, al contrario, y sí nos quedamos sin medicinas”, afirmó.

En la tarde del pasado 8 de julio, el periodista Carlos Loret de Mola, a través del portal de noticias LatinUs, presentó un video en donde aparece Martín López Obrador, hermano menor de AMLO, recibiendo dinero en efectivo de David León, en un domicilio de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, en 2015.

Es por ello que el funcionario de la bancada del Partido Acción Nacional (PANresponsabilizó al Gobierno federal por la falta de medicamentos, la cual también catalogó como un “problema generalizado”.

Aunado a ello, denunció a Andrés Manuel por, primero, negar el desabasto y posteriormente por no cumplir con el abasto de medicinas, además de culpar a farmacéuticas, críticos y directores de hospitales de armar un complot en su contra.

“López Obrador siguió el caminito de siempre. Primero negó el problema, luego prometió arreglarlo y para variar no ha cumplido. El 23 de enero dijo que no hay desabasto. Claro, después tuvo que reconocer que sí había desabasto, nomás que como siempre, dijo que había un complot en su contra (…) Y hace como un mes volvió a prometernos que las medicinas llegaban la próxima semana. Y como todos los sabemos, las medicinas siguen sin llegar (…) El gobierno debería de saber que con la salud de la gente no se juega; los errores cuestan vidas.”

Con este escenario, Ricardo Anaya propuso tres estrategias “para arreglar este desastre”: el primero, “que López Obrador y sus hermanos dejen de hacer negocios con las medicinas”; segundo, restablecer los mecanismos de compra y distribución de medicinas, y tercero “dejarse de cuentos” y penalizar seriamente a los actos de corrupción “sin afectar los servicios de salud de la gente”.

Fuente: Infobae