Ocho personas que se encontraban en una fiesta fueron asesinadas en Pánuco, Zacatecas, por un comando. El hecho fue confirmado por la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) del estado.

El ataque ocurrió el sábado en la comunidad de Pozo de Gamboa, que las últimas semanas ha sido escenario de distintos hechos violentos que podrían estar relacionados, según autoridades, con pugnas entre grupos criminales.

Se reportó “una agresión en contra de personas que se encontraban en un convivio,  (…) lamentablemente perdieron la vida ocho personas; dos mujeres y seis hombres, todos adultos”, señala un comunicado de la Secretaría de Seguridad.

El ataque, que provocó una fuerte movilización policial, habría dejado además al menos seis heridos, según medios locales.

La fiscalía de Zacatecas ya inició una investigación para determinar el posible móvil de la agresión, añadió la secretaría de Seguridad.

En Zacatecas operan células del cártel de Sinaloa, presa de pugnas internas y que, además, se disputa con el Cártel Jalisco Nueva Generación el control de las rutas de trasiego de drogas hacia Estados Unidos.

El 25 de junio, un enfrentamiento entre presuntos pistoleros del crimen organizado dejó 18 muertos en una comunidad del municipio de Valparaíso de Zacatecas.

Dos días antes, en la capital del estado fueron localizados colgados de un puente los cadáveres de dos policías que habían sido reportados como desaparecidos.

A finales de junio, hombres armados irrumpieron en una vivienda y mataron a cuatro mujeres y tres hombres en el municipio de Fresnillo.

México atraviesa una ola de violencia ligada al contrabando de drogas que ha dejado más de 300 mil asesinatos desde diciembre de 2006, cuando el gobierno federal lanzó un polémico operativo para combatir al crimen organizado, según cifras oficiales.

Fuente: AFP