El senador del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), Raúl Bolaños-Cacho, aseguró que los 20 millones de pesos que se pagaron a los 90 influencers para promocionar el voto durante la veda electoral no salieron de las arcas del instituto político.

Luego de que la Comisión de Fiscalización del Instituto Nacional Electoral (INE) identificó que el Partido Verde sí pagó a los influencers para que lo promocionaran, por lo que prevé multarlo con 40 millones de pesos, afirmó que la propia presidenta del partido, Karen Castrejón, señaló que no tiene conocimiento sobre dicha estrategia.

“De las arcas del partido, de lo institucional, de lo que la dirigenta pudiera asignar, no salió. Ella fue muy clara en decirlo: ‘Yo no tenía conocimiento de dicha estrategia’”, afirmó el también secretario de Elecciones del PVEM.

“No tenemos conocimiento de dónde pudieron haber salido (los 20 millones de pesos). El secretario de elecciones, la presidenta del partido y el coordinador de los senadores no teníamos conocimiento de esa estrategia”, enfatizó.

En ese sentido, agregó: “No teníamos conocimiento de esa estrategia y desde un principio se aclaró. Ese día estábamos en San Luis Potosí acompañando a nuestro candidato Ricardo Gallardo. A todos nos agarró por sorpresa y habrá que acatar lo que las autoridades digan”.

Ante esta situación, Bolaños-Cacho reconoció que el instituto político tendrá que “pagar los platos rotos” y hacerse cargo de la sanción que, en su caso, apruebe este jueves el Consejo General del INE, sin embargo, insistió en que ellos no recurrieron a esa estrategia.

No obstante, afirmó que emprenderán una investigación para saber quién tomó la decisión de pagar a los influencers para promocionar al PVEM.

“El partido va a pagar los platos rotos, habrá que pagar la multa, pero estamos indagando sobre qué fue lo que sucedió. Nos agarró por sorpresa. Estamos haciendo una labor interna para ver de dónde salió (el dinero)”, declaró.

Fuente: la razón