El comandante de la Cruz RojaHeriberto Escalera Arista, ha muerto. Los homenajes no se han hecho esperar.

“Reconocemos su vocación de servicio e incansable formador de generaciones de paramédicos”, destacó la delegación de la Cruz Roja en el Estado de México.

Escalera Arista era un operador de radiocomunicación quien, con su voz, además de ayudar a salvar vidas, se convirtió en un icono, un referente, de la institución.

“Su legado será imborrable para nuestra institución”; “Se destacó por conocer cada rincón de la CDMX y orientar a nuestras ambulancias. Pionero en la radiocomunicación de los servicios de emergencia”; fueron algunos de los mensajes que se leyeron en redes sociales tras el fallecimiento del socorrista.

En la sede principal de la Cruz Roja, en la Ciudad de México, las ambulancias salieron con la sirena encendida para recordar al comandante, mientras que en las distintas sedes se realizó un pase de lista en su honor.

Las imágenes conmovieron a más de uno.

Heriberto Escalera, conocido como Torre 1, tenía 74 años al momento de fallecer. Fue pionero de la radiocomunicación de emergencia en la Cruz Roja, en donde trabajó por 55 años, 40 de los cuales destinó a despachar y coordinar las coberturas de ambulancias en la capital del país.

Su voz era harto conocida entre los rescatistas, paramédicos y personal de la dependencia encargada de salvar vidas.

Medios como Excélsior destacan que el motivo por el comandante se decidió a ingresar a la Cruz Roja fue un accidente que tuvo su abuela paterna en 1965.

A Heriberto le tocó coordinar servicios de emergencia en el sismo de 1985, San Juanico en 1984 y 1988.

Además, laboró durante el terrible accidente del Metro en 1975 y el sismo de 2017.

Si algo destacaron sus compañeros, en los distintos homenajes que le han realizado en redes sociales, además de su labor de servicio, es su sorprendente memoria para recordar la mayoría de las calles (todas dicen algunos) de la Ciudad de México.

Fuente: excelsior