Maestros y directores de educación pública básica señalaron que, ante el crecimiento constante de casos de Covid-19 en gran parte del país, “sería irresponsable convocar a cientos de miles de padres de familia que integran los Comités Participativos de Salud Escolar para que acudan a limpiar las aulas, a partir de este 11 de agosto”, como marca el calendario escolar 2021-2022, aprobado por la Secretaría de Educación Pública (SEP).

Por lo anterior, anunciaron que se realizará una encuesta a los padres de alumnos para conocer su opinión sobre un posible regreso a clases presenciales. “No es una negativa a abrir los planteles, pero será decisión de los tutores si llevan o no a sus hijos”, afirmó Pedro Hernández Morales, dirigente del magisterio disidente en la Ciudad de México.

El profesor y director de la escuela primaria Centauro del Norte, en la alcaldía de Iztapalapa, agregó que en muchas colonias y barrios de la capital del país, e incluso de diversos estados, “el avance en la atención de los daños ocasionados a los planteles por un cierre de más de 15 meses va muy lento, incluso hay escuelas vandalizadas. Tan sólo en mi plantel se reportaron 200 luminarias dañadas, además del deterioro de las instalaciones hidrosanitarias”.

En tanto, profesores frente a grupo de Michoacán, Oaxaca y Guerrero destacaron que los reportes de nuevos contagios entre los maestros “siguen al alza, pese a que fueron vacunados. Hay temor entre los docentes por la incertidumbre que genera un regreso a clases en medio de una tercera ola que, incluso, está golpeando con fuerza a comunidades rurales, y no sólo a las grandes ciudades”.

Hernández Morales indicó que la secretaria de Educación “no ha sostenido una reunión con el magisterio de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), y creemos que es necesario que se escuche a los profesores, pero también a los padres de los estudiantes que serán los que tendrán la última palabra sobre el regreso a clases presencial”.

Indicó que hoy se convocó a una reunión de la Dirección Política Nacional de la CNTE para analizar una hoja de ruta ante los desafíos, insistió, que impone una tercera ola de contagios, y la insistencia del gobierno federal para que miles de tutores y maestros se reúnan para limpiar las escuelas, lo que “consideramos que difícilmente garantizará la seguridad sanitaria”.

Fuente: La Jornada