La titular de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México, Nashieli Ramírez, informó que una encuesta, realizada a nivel nacional a niños y niñas de cinco a 17 años, reveló que siete de cada 10 menores de edad quieren regresar a clases presenciales.

En La Mañanera, la funcionaria detalló que del total de niños de los que participaron en la encuesta Caminito a la Escuela, tres por ciento tiene menos de siete años, 37.9 por ciento tiene de seis a 11 años; el 28.6 por ciento, de 12 a 14 años, y el 28.5 por ciento, de 15 a 17.

Mientras que el 2.4 por ciento tiene alguna discapacidad y otro tres por ciento son indígenas.

Destacó que los que más indicaron que deseaban volver a clases presenciales son los estudiantes de primaria y los que menos, son los de Educación Media Superior.

“El 83 por ciento nos refiere que en algún momento regresaron a las aulas en estados como Jalisco, San Luis Potosí  y Campeche. El 75 por ciento de los niños indígenas refirieron que fueron a la escuela. 

“Siete de 10 quieren regresar a clases, dos de 10 no, y uno de 10 no sabía. Los que más quieren son de primaria, los que menos, son los  adolescentes de Educación Media Superior”, resaltó.

Comentó que al inició de la pandemia de covid-19 se realizó una encuesta, en la cual el 28 por ciento de los menores que participaron pensaba que el confinamiento terminaría en dos meses y el 30 por ciento estimó un poco más.

Sin embargo, recordó que ya pasaron 18 meses de suspensión de clases presenciales, lo que para un niño representa el 20 por ciento de su vida.

Mencionó que en la nueva encuesta, el 80 por ciento de los niños que participaron indicó que extrañaba hacer ejercicio y jugar con amigos, y el 70 por ciento extrañaba salir a la calle.

“Han pasado 18 meses y si para los adultos nos pesa este tiempo de pandemia, nada más quiero que visualicen que para un niño, es el 20 por ciento de su vida, eso es lo que ha pasado en el encierro, esperando el retorno a la escuela”, mencionó.

No obstante, dijo que al 50 por ciento le preocupa que otras personas no usen cubrebocas, al 23 por ciento que alguno de sus compañeros se contagie y al 28 por ciento que se vuelva a suspender las clases.

Fuente: Milenio