Los proyectos de investigación realizados de manera interinstitucional son claves para solucionar los retos medioambientales, generar una menor cantidad de residuos y colaborar con alternativas sostenibles, sostuvo Vojtech Jancik, investigador del Centro Conjunto de Investigación en Química Sustentable (CCIQS), en el que colaboran la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM) y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). 

El galardonado con el Premio Estatal de Ciencia y Tecnología 2020 en el área de ciencias naturales y exactas, destacó que, a nivel nacional, el CCIQS es el único recinto académico enfocado en química y sustentabilidad donde trabajan dos universidades públicas de manera coordinada. 

Agregó que mediante el esfuerzo conjunto y la experiencia de ambas universidades, se ha logrado que el CCIQS tenga una mayor proyección regional y nacional. Las comunidades de la UAEM y la UNAM “compartimos recursos, equipos y proyectos que ayudan a ambas instituciones”. 

Aseguró que dos de las mejores instituciones de educación superior del país forman recursos humanos con altos grados de especialización para resolver problemas relacionados con la sustentabilidad del planeta “Buscamos que nuestras investigación desarrollen tanto la ciencia básica como la aplicada en beneficio de la sociedad”. 

El especialista, quien fue uno de los fundadores del Centro, labora en este espacio desde 2009 y de 2019 a 2020 se desempeñó como coordinador. Subrayó que, por tres años consecutivos, académicos del CCIQS han recibido el premio otorgado por el Consejo Mexiquense de Ciencia y Tecnología (Comecyt), lo que demuestra su importancia en la investigación regional y del Estado de México. 

            Por otro lado, detalló que, entre las líneas de investigación por las que se ha interesado a lo largo de sus carrera, se encuentran, la química de elementos representativos, la cual se ha aplicado en diversas áreas, como medicina y la industria de la construcción.  

            Asimismo, se ha especializado en los elementos fosfágenos que sirven para proteger inmuebles de incendios, así como en los polímeros biodegradables que favorecen al cuidado del medio ambiente. 

El investigador, originario de la República Checa, estudió la licenciatura en Química en la Universidad Masaryk en Brno, posteriormente realizó un doctorado en la Universidad Georg-August en Gotinga, Alemania y una estancia posdoctoral en el Instituto de Química de la UNAM.