Un juez vinculó a proceso al diputado Saúl Huerta por el presunto delito de violación equiparada.

Huerta deberá permanecer en el Reclusorio Oriente pues el juez le dictó la medida de prisión preventiva oficiosa.

La defensa de Saúl Huerta no se opuso a la solicitud del Ministerio Público de la Fiscalía de la Ciudad de México para procesar a su cliente.

El juez consideró como legal la detención del diputado, quien se entregó voluntariamente, y formuló la imputación en su contra por el delito de violación equiparada sin la oposición de su defensa.

El juzgador le dictó la medida cautelar de prisión preventiva oficiosa, al tratarse de un delito grave, y dio un plazo de tres meses para el cierre de la investigación complementaria.

En la audiencia, que se efectuó en las salas de oralidad del Tribunal Superior de Justicia en la colonia Doctores, el legislador se reservó su derecho a declarar.

¿QUÉ DICE LA FISCALÍA?

La fiscal de la Ciudad de México, Ernestina Godoy se congratuló con la decisión del juez y destacó que tras el desafuero de Huerta se realizaron labores de inteligencia que se extendieron a los estados de Morelos, Puebla y la misma capital.

“Para esta fiscalía, salvaguardar los derechos de niñas, niños y adolescentes es prioritario y fundamental, por ello una vez que hemos presentado ante un juez de control al acusado, podemos decir que vamos por el camino indicado”, manifestó en mensaje a medios.

La funcionaria detalló que el ahora vinculado a proceso cuenta con otra orden de aprehensión por el probable delito de abuso sexual equiparado, agravado, la cual se cumplimentará en breve.

En conferencia de prensa, la Fiscalía de Justicia de la CDMX admitió que hubo un acuerdo para los términos de la entrega pero “no para generar una situación distinta a los elementos legales”.

Godoy recordó que la madrugada de este jueves fue detenido por detectives en la colonia Roma Sur, Alcaldía Cuauhtémoc, previo acuerdo de su entrega con sus abogados como en otros casos ha ocurrido.

“En apego a los protocolos de actuación policial y con pleno respeto a sus derechos Humanos se le leyeron los derechos que la ley otorga y se le trasladó a estas instalaciones para su certificación médica y posteriormente quedó a disposición del juez que lo requirió en el reclusorio Oriente”.

Fuente: 24 horas