El día de hoy arribó un vuelo a la terminal 2 del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México con más de una centena de nacionales afganos que solicitaron protección humanitaria a nuestro país. El grupo está conformado por trabajadores de medios de comunicación y por sus familias, cuyas vidas corren peligro. Los costos de viaje y de manutención durante su estancia en México serán cubiertos por patrocinadores privados y organizaciones de la sociedad civil.  

La llegada de este grupo de ciudadanos afganos es el resultado del trabajo coordinado entre las embajadas de México en Irán y en Qatar, la Secretaría de Relaciones Exteriores, la Secretaría de Gobernación y otras entidades del Gobierno federal, cuyo apoyo ha sido invaluable para proteger la vida de estas personas.  

México se ha caracterizado por su tradición en materia de refugio y asilo y por abrir sus puertas a quienes son perseguidos en sus países por motivos políticos, discriminación racial, de género, origen nacional o de cualquier otro tipo. En línea con estos principios, el vuelo que llegó a territorio nacional esta mañana se suma al que trajo a México a un grupo de jóvenes afganas que forman parte del equipo AfghanDreamersTeam, la noche del 24 de agosto.

Tal como en el caso del equipo de estudiantes de robótica, este grupo fue recibido por el canciller Marcelo Ebrard Casaubon, quien afirmó que todas las vidas humanas son importantes. El secretario subrayó que “esta decisión es congruente con la posición histórica de México y máxime que en este caso se trata de quienes están arriesgando sus vidas por informar, por comunicar; que están comprometidos con la libertad de expresión, con la libertad y la independencia de la comunicación”.

Por su parte, Michael Slackman, director de Noticias Internacionales del New York Times, agradeció a México “el invaluable apoyo brindado a nuestros colegas afganos y sus familias” y destacó “el rápido envío del Gobierno de México de un transporte seguro para los periodistas”. Instó “a toda la comunidad internacional a seguir este ejemplo y a continuar trabajando en favor de los valientes periodistas afganos que aún están en peligro”.

Esta es una decisión política del Estado mexicano. El Gobierno de México, fiel a estos principios y en cumplimiento de los compromisos internacionales que ha asumido, reitera su disposición a otorgar protección y asistencia por razones humanitarias, dentro de sus capacidades, a las personas procedentes de Afganistán, cuya vida e integridad se encuentre en inminente peligro.