El PAN en el Congreso pidió al grupo parlamentario mayoritario, escuchar lo que tiene que decir la oposición y evitar posturas extremas para lograr construir acuerdos.

Demandó a las fuerzas políticas encontrarse en un punto medio, creíble y de equilibrio en el que se pueda construir un nuevo diálogo.

Al fijar postura sobre el Tercer Informe de Gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador, el coordinador de los diputados federales panistas, Jorge Romero, preguntó a los legisladores de Morena cuándo le han negado al presidente algo o lo han cuestionado.

El ex jefe delegacional de Benito Juárez consideró normal que haya lealtad al mandatario. El problema es cuando esta se confunde con obediencia ciega, porque cumplirle todo al jefe del ejecutivo federal, significa que reconocen que no ha cometido un solo error, y ese ser humano no existe ni existirá.

En la sesión general del Congreso realizada en la Cámara de Diputados, el panista recordó que prácticamente todas las fuerzas políticas han gobernado el país y todas han tenido aciertos y errores. Ninguna puede venderse como una opción de futuro.

Luego de señalar que todos los partidos ya se dieron cuenta de la ligera diferencia que hay entre criticar y gobernar, Romero pidió dejar al lado los extremismos y posturas radicales.

Consideró que es radical decir que todo está mal o que este gobierno sólo tiene aciertos. El problema de sostener esas posturas es que “no nos vamos a poner de acuerdo en nada, cuando se supone que nuestra obligación es ponernos de acuerdo por la gente”.

El coordinador del PAN en San Lázaro propuso a los partidos, encontrarse en un punto medio, al enfatizar que su partido coincide con otras fuerzas políticas en que los gobiernos de lujos y de excesos tienen que quedar atrás en la historia del país, y en atender a las personas más desprotegidas.

Lo que el PAN no apoyará es toda acción ejecutiva o legislativa que vulnere la división de poderes o mine los contrapesos, pues lo peor que le puede pasar al país es que se instaure el autoritarismo.

Por último, advirtió que si en el congreso, persiste la política oficialista de hacer cómo que la otra mitad no existe, los que piensan diferente no existen, la oposición no se va a quedar callada.