La Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) determinó por mayoría de seis votos contra uno reasignar las curules de representación proporcional del Congreso de Nuevo León para lograr la paridad constitucional con 21 espacios para mujeres y 21 para hombres.

Al pronunciarse sobre el caso de la Sala Monterrey que al realizar la asignación de diputaciones de representación proporcional introdujo en la última etapa de verificación de la sobre y subrepresentación el tema de la afiliación efectiva para determinar a qué partido político correspondía el triunfo de una candidatura de coalición, la Sala Superior determinó revocar la sentencia.

En este sentido, se determinó realizar la asignación conforme al desarrollo integral de la fórmula que establece que los ajustes correspondientes a la paridad de género se deben realizar al final de la asignación de curules de representación proporcional; aplicar únicamente en las asignaciones por cociente electoral y resto mayor, e iniciar en los partidos políticos que tuvieran la menor votación.

Con base en lo anterior, se reasignó la conformación anterior por la vía de representación proporcional. Con este ajuste la integración del Congreso quedó con 21 mujeres y 21 hombres, con lo cual se cumple con el principio de paridad constitucional. (Asunto: SUP-REC-1424/2021 y acumulados)