El Pleno del Senado de la República guardó un minuto de silencio en memoria de las personas fallecidas, por las inundaciones que se registraron en diversos municipios del Estado de México, Hidalgo y Puebla. 

A nombre de la Cámara de Senadores, la presidenta de la Mesa Directiva, Olga Sánchez Cordero, expresó la solidaridad de las y los legisladores a los familiares y amigos de las víctimas. 

La senadora de Morena, María Merced González González, solicitó la instalación de un centro de acopio en este recinto legislativo, a fin de apoyar a la población afectada por el desbordamiento del río Tula, en Hidalgo, pues “esta es una situación de gravedad en la que necesitamos la empatía de todos los mexicanos”. 

En el mismo sentido, la senadora Martha Guerrero Sánchez y el senador Alejandro Armenta Mier se pronunciaron por las familias damnificadas por las lluvias en el Estado de México y Puebla, respectivamente. 

En tanto, la senadora del PRI, Nuvia Mayorga Delgado hizo un llamado al Gobierno Federal para que se declaren recursos extraordinarios para el estado de Hidalgo, a efecto de hacer frente a las afectaciones. 

Por el Grupo Parlamentario de Movimiento Ciudadano, el senador Juan Zepeda hizo un llamado a las autoridades de los tres órdenes de gobierno, para que analicen la infraestructura de agua potable, alcantarillado y saneamiento en las localidades donde se registraron las intensas precipitaciones.  

La senadora Xóchitl Gálvez Ruiz, del PAN, manifestó que es preocupante que los desastres se “estén haciendo costumbre” y que los servidores públicos federales “sigan echándole la culpa a cualquiera, menos a su impericia e ineficacia”, porque, dijo, la tragedia se deriva de la falta de acciones efectivas y oportunas para contener las inundaciones.