La política social del Gobierno Federal, concentrada en la frase “primero los pobres” se está convirtiendo en un mero eslogan publicitario, muy lejos de ser un compromiso en vías de cumplimiento, expresó el senador, Clemente Castañeda, durante la comparecencia del Secretario de Bienestar, Javier May Rodríguez.

En la tribuna del Senado de la República, Castañeda realizó un recuento de los compromisos asumidos por el actual gobierno en el combate a la pobreza y de su falta de resultados:

  • En dos años, casi 5 millones de personas se sumaron a las filas de la pobreza, siendo ahora casi 45 millones quienes viven en pobreza y más de 11 millones en pobreza extrema.
  • Sobre incrementar el presupuesto para programas sociales, hoy el Gobierno Federal destina a esos programas menos de lo que se destinaba en 2014, alrededor de mil 114 millones de pesos.
  • El Presidente miente cuando dice que se incrementó la cobertura de programas sociales y que éstos llegan al 70% de los hogares: en la realidad, de acuerdo con el INEGI, sólo el 30% reciben al menos un programa social de transferencias monetarias, prácticamente el mismo número de hogares que en 2016.
  • La política social se convirtió en un motor de desigualdad e inequidad, dejando atrás a los más pobres: aumentó 48% las transferencias sociales a hogares con mayores ingresos, mientras los hogares más pobres que reciben programas sociales se ha reducido prácticamente a la mitad, pasaron de 61% en 2016 al 35%.

El senador Clemente Castañeda destacó que frente a los retos que enfrenta el país, hoy la política social se muestra con más pobreza, más desigualdad, menor cobertura para las personas más vulnerables, menor presupuesto en términos reales y programas sociales mal diseñados. “Desde Movimiento Ciudadano, esperamos que estos cuestionamientos y este ejercicio de rendición de cuentas sirvan para enmendar el camino y construir una política social justa, eficiente y con visión de futuro, para el bien de México”, concluyó.