Esta mañana, nuevamente el reporte de un artefacto explosivo causó alerta en Guanajuato afuera de un domicilio en la población de Apaseo el Alto, lo cual movilizó a las corporaciones civiles y militares.

Una granada al interior de una caja fue localizada en la calle Javier Mina, en el centro de este municipio, ubicado a 57 kilómetros de Salamanca, en donde un paquete bomba explotó afuera de un restaurante dejado a dos personas muertas el pasado domingo.

La presencia del arma explosiva causó crisis nerviosas entre comerciantes y vecinos de 30 casas que tuvieron que ser desalojados, mientras personal militar realizaba maniobras para evaluar el potencial de riesgo del proyectil.

Tras asegurar el artefacto para evitar su explosión a ser manipulada, militares retiraron la granada y la trasladaron para ser destruida en un lugar seguro.

Las granadas de fragmentación pueden generar una ola explosiva en un radio de hasta 15 metros y se considera que los primeros cinco metros son mortales.

Fuente: Quadratín