Para dar más claridad al caso de José Eduardo Ravelo, la Fiscalía General del Estado (FGE) de Yucatán  analizará las llamadas que el joven de 23 años realizó cuando salió de los separos de la Policía Municipal de Mérida.

De acuerdo con declaraciones de su madre, María Ravelo, esto será para verificar si realmente «El Güero«, se comunicó con ella el 22 de julio pasado.

«Quieren corroborar que (José Eduardo) sí estuvo en comunicación con nosotros el día que salió de la cárcel. Uno de los abogados que está a cargo del caso me comentó que también quieren que ella (la tía) confirme que le llamó ese día que salió de la cárcel y por eso vino conmigo»

Aunado a ello, durante una conferencia en Mérida, la mujer reveló que aún faltan los resultados de la segunda necropsia, con la que pretenden esclarecer muchas incógnitas sobre su fallecimiento, pues la autoridad federal consideró que en la primera autopsia se pasaron por altos muchos detalles.

Finalmente María Ravelo informó que la línea de investigación apunta a que fueron los policías municipales quienes agredieron a su hijo y que cabría la posibilidad de que volvieran a procesar a los oficiales ya imputados, pero hasta el momento no ha determinado ninguna acción de manera formal.

Hasta el momento se ha reconfirmado que José Eduardo sí fue víctima de violencia sexual previo a morir.

Recordemos que José Eduardo Ravelo Echeverría, denunció que el miércoles 21 de julio un grupo de policías lo detuvo cuando caminaba por rumbos del parque de San Juan, en el Centro Histórico de Mérida. Aseguró que lo golpearon y violaron en la parte trasera de una unidad de la corporación.

El 24 de julio, fue ingresado al hospital Agustín O’ Horán, donde murió el martes 3 de agosto.

Cabe mencionar que María denunció que en el nosocomio la primera vez que fue atendido, José no recibió la atención que esperaba, y únicamente cuestionaron su sexualidad y lo enviaron a hacerse unas placas que no podían pagar.

Fuente: 24 horas