Este domingo, el secretario de Salud, Jorge Alcocer Varela, realizó un recorrido por las instalaciones de la nueva sede que entra en operación a partir de mañana en Acapulco, Guerrero. Este traslado operativo es parte del proyecto de descentralización de dependencias federales instruido por el presidente Andrés Manuel López Obrador.  

Después del recorrido, el secretario Alcocer Varela encabezó una reunión de trabajo donde afirmó que además del cambio de sede, también hay una transformación en el abordaje de la salud pública, con cambios en las determinantes sociales de educación, habitación y condiciones sanitarias.

Acompañado por el gobernador Héctor Astudillo Flores, y la gobernadora electa Evelyn Salgado Pineda, así como de personas funcionarias federales y estatales, el secretario de Salud mencionó que con la suma de esfuerzos de los tres órdenes de gobierno se podrá garantizar el acceso a servicios de salud para todas las personas en cualquier lugar del país:

“Antes, el gobierno veía el tema de salud como un problema financiero, tenía poca conciencia social y poca convicción política; eso ha cambiado con este gobierno.”

Resaltó los puntos clave del plan que “serán nuestra guía desde la entidad más pobre y golpeada por el neoliberalismo”: la Secretaría de Salud deja el centro del país para compartir dificultades y sueños con los habitantes de Guerrero; para acercarse a la fuerza, sabiduría y resistencia “de nuestros pueblos”, ya que solo con el trabajo en conjunto se podrá garantizar el acceso a servicios de salud para toda la población.  

Dijo estar convencido de que cientos de personas trabajadoras de esta dependencia se sumarán a la acción “porque la salud de nuestra gente es primero y no le vamos a fallar a nuestros pueblos”.

Agradeció al gobernador Héctor Astudillo Flores por haber ofrecido el edificio para cumplir el compromiso del presidente López Obrador, y a la gobernadora electa Evelyn Salgado Pineda, su disponibilidad para trabajar en conjunto para mejorar el bienestar de la población.

El secretario Alcocer Varela también reconoció el esfuerzo y compromiso de todo el personal de esta dependencia federal por ser partícipe en esta transformación histórica que se lleva a cabo en forma pacífica.  

El director general del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), Juan Antonio Ferrer Aguilar, mencionó que desde el inicio de su administración el presidente López Obrador determinó que la transformación de salud iniciara en la entidad con el traslado de la dependencia, porque lo que hagamos por México lo estaremos reflejando en el estado de Guerrero.

Puntualizó que hoy el sector Salud es un equipo aliado que seguirá trabajando en forma coordinada, “vamos a trabajar de la mano con el secretario Jorge Alcocer para cambiar la salud y hacerlo por el beneficio de la población. Esa es nuestra tarea”.

El gobernador Héctor Astudillo Flores expresó su beneplácito por que esta secretaría tiene su sede en Acapulco en cumplimiento a las acciones del gobierno federal, lo que, además, contribuirá a fortalecer el ámbito de la salud en Guerrero y a que se avance en la transformación de México.

La gobernadora electa Evelyn Salgado Pineda precisó que desde hoy este edificio albergará la salud y la esperanza. “Vamos a trabajar de la mano, en perfecta coordinación por el beneficio de las y los guerrerenses” y del país, dijo.

Asistieron al recorrido el secretario del Consejo de Salubridad General, José Ignacio Santos Preciado; el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez; los titulares de la Unidad de Administración y Finanzas, Marco Vinicio Gallardo Enríquez; de la Unidad de Análisis Económico, Marcos Cantero Cortés; de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), Alejandro Svarch Pérez; el director Normativo de Salud del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste), Ramiro López Elizalde, y el secretario de Salud de Guerrero, Carlos de la Peña Pintos, entre otros.