Al corte, 17 personas resultaron lesionadas por la explosión en una toma clandestina de gas en San Pablo Xochimehuacán, Puebla.

Al respecto la Secretaría de Salud del estado informó que tres personas fueron dadas de alta, mientras que de los 14 restantes ocho están graves, y cinco de ellos están con «el gran quemado» e intubados; 6 pacientes están delicados.

Sobre el incidente las autoridades estatales informaron que las labores de mitigación del incendio y de la fuga concluyeron en las primeras horas de este lunes.

Además de que la Fiscalía estatal abrió una carpeta de investigación por los delitos de homicidio doloso, lesiones dolosas y daño a la propiedad ajena.

Por el momento en la zona aledaña hay dos albergues habilitados, uno en la escuela Adolfo López Mateos con 81 personas, y el segundo en el templo Mormón con 34 personas que fueron desalojadas de los alrededores del sitio de la explosión.

Fuente: 24 horas