El Instituto Nacional de Migración (INM) de la Secretaría de Gobernación reitera el llamado para brindar atención y asesoría a mujeres embarazadas, menores de edad, adultos mayores o personas con algún padecimiento, enfermedad o discapacidad, así como a quienes tienen su respuesta positiva de refugio y viajan en la caravana migrante que salió de la ciudad de Tapachula, Chiapas, el 23 de octubre pasado.

El compromiso del INM sigue vigente para otorgar tarjetas de visitante por razones humanitarias a quienes enfrentan algún grado de vulnerabilidad, cuyo beneficio se extiende a sus familiares a fin de regularizar su estancia en México.

Para facilitar su regularización migratoria, los trámites correspondientes se llevarán a cabo en las oficinas del INM en los estados de Campeche, Oaxaca, Guerrero, Hidalgo, Querétaro y Morelos. En ningún momento la autoridad migratoria busca su traslado o retorno a la ciudad de Tapachula, Chiapas.

Como parte de las tareas de ayuda humanitarias se ha dispuesto de albergues de puertas abiertas en las entidades federativas mencionadas, donde podrán descansar, recibir atención médica y alimentación.

El propósito central de la autoridad migratoria es salvaguardar la integridad de las personas que conforman el contingente, con respeto y salvaguarda a sus derechos y con especial atención a quienes conforman algún grupo en situación de vulnerabilidad.

Para ello, el INM a través de los Grupos Beta (integrado por mujeres y hombres con una playera naranja y letra ‘B’ estampada al pecho) cuentan con capacitación para atenderles, auxiliarles y brindarles asesoría sobre el proceso de regularización migratoria.