Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, aclaró que la orden que dio al secretario de Salud, Jorge Alcocer, el pasado miércoles sobre el desabasto de medicamentos en instituciones sanitarias públicas no fue un regaño, pues señaló que él le tiene “toda la confianza” al funcionario.

Le tengo toda la confianza, no se malinterpretó, pero yo lo dije de una manera fuerte. La política, entre otras cosas, es equilibrar la pasión y la razón, y quienes nacemos en el trópico a veces nos sale la pasión, pero lo mejor es el equilibrio. Entonces ayer se pensó que era un regaño al secretario de Salud, que es un gente extraordinaria, el doctor secretario de Salud, Jorge Alcocer, lo conozco de hace varios años”, dijo el mandatario desde la conferencia de prensa matutina celebrada en Colima este jueves.

Aunado a esto, el tabasqueño reconoció la trayectoria de Alcocer, señaló que lo conoce de varios años de lucha y destacó su destacada labor en el campo de la medicina.“Él se formó desde joven como los médicos de antes que iban a dar servicio a las comunidades, a los pueblos, además, fue escalando y es una eminencia, premio nacional de ciencia. Hombre bueno, honesto y de convicciones”.

No obstante, López Obrador volvió a subrayar la importancia que tiene la distribución adecuada de fármacos a todos los pacientes de instituciones de salud públicas. Cuestionó que cómo es posible que productos chatarra lleguen a las comunidades más alejadas mientras los medicamentos son escazos.

De igual forma, informó que “ya se resolvió” el problema que causaba el faltante de fármacos, pues se logró quitar la legislación que le impedía a México adquirir productos sanitarios en el extranjero, así como la práctica de solo comparlos a 10 empresas.

“Pero también, necesitamos que no falten las medicinas, y lo tenemos que hacer, lo tenemos que lograr. Cómo es posible que lleguen productos chatarra a las comunidades más alejadas, cómo no vamos a hacer llegar las medicinas si hay presupuesto suficiente, si ya se resolvió el problema del monopolio que existía, de que no se le pódía comprar más que a 10 empresas, eso se terminó. No se podía comprar las medicinas en el extranjero, se reformó la Ley.

No puede haber ninguna excusa para tener todos los medicamentos gratuitos. Porque nos alcanza para tener medicamentos para todo el pueblo con el mismo presupuesto de antes. Entonces, es un asunto de eficiencia”, manifestó el tabasqueño.

Las palabras que AMLO dirigió a Jorge Alcocer y a Juan Ferrer, director del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), y que de acuerdo con su versión se “malinterpretaron”, fueron las siguientes:“No vamos a estar tranquilos hasta que no haya abasto suficiente de medicamentos gratuitos […] Y no cuadro básico, todos los medicamentos, hasta los más difíciles de conseguir. Por eso se abrió la posibilidad de comprar los medicamentos en el mundo. Ya no hay excusa y ya no se acepta la corrupción que antes había”

“Tenemos que terminar de resolver el problema del abasto de medicamentos. Esto es para Juan Ferrer, esto es para el doctor Alcocer. Ya no quiero escuchar de que faltan medicamentos y no quiero excusas, de ningún tipo”, exigió el mandatario.

Y es que después del primer año de gobierno de López Obrador comenzó a reportarse escazes de medicamentos en hospitales públicos de México. Una de las protestas que ha hecho mayor eco ha sido la de los padres de niños con cáncer, pues a la fecha han denunciado que el fármaco sigue sin llegar a manos de los pacientes.

Fuente: Infobae