Las y los senadores priistas reconocen el compromiso de los integrantes de las comisiones dictaminadoras que aprobaron reformas a diversas disposiciones de la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos encaminada a hacer de nuestro país un México sin plásticos, iniciativa impulsada por las y los senadores del PRI y que hoy es una realidad en la ley, aseguró el senador Miguel Ángel Osorio Chong.

Con este ordenamiento, dijo, se trata de eliminar por completo los plásticos de un solo uso para el 2025, de que los envases que se vendan puedan ser reutilizados, reciclados y biodegradables; reducir la generación de desechos, garantizar su manejo adecuado y evitar la contaminación de ríos, lagos y mares. En suma, puntualizó, se trata de avanzar hacia un equilibrio ecológico, en el que nuestra relación con el medio ambiente no sea devastadora, sino constructiva.

Osorio Chong reconoció que el cuidado y la protección del medio ambiente es un tema sumamente trascendental porque de ello depende el futuro del planeta y la calidad de vida no solo de las próximas generaciones, sino también de las actuales. “Las consecuencias del daño ambiental son un tema que pareciera que implica el futuro, que implica el mañana, y no, esa es la realidad de hoy, nuestra realidad”, enfatizó.

El cuidado del medio ambiente no es un tema de discurso, por eso, afirmó, con esa convicción y con la claridad de que no puede haber pretextos y de que el cambio tiene que ser ahora, las y los senadores priistas votaron a favor del dictamen que recoge diversas iniciativas que hemos presentado desde nuestro grupo parlamentario.

Por su parte el senador Jorge Carlos Ramírez Marín destacó que el problema de las prohibiciones es que normalmente cuando no están acompañadas de una lógica que las haga posibles, viables, sostenibles, terminan cayendo en la simulación, ese es el problema.

La otra parte del problema dijo el senador yucateco, es creer que este es un tema solamente de bolsas de plástico y popotes o de envases de PET. Es inmensa la cantidad de cosas que tienen contenidos de plástico.

Por ello advirtió que el principal reto no es prohibir las bolsas de plástico, el principal reto es hacer que se utilice menos plástico y, por lo tanto, se tenga que producir menos plásticos, y esa es la gran virtud de ahora.