Diputadas del Grupo Parlamentario del PRD y familiares de niña Zoe, quien a sus tres años de edad fue víctima de feminicidio presuntamente a manos de su padrastro, el pasado 16 de noviembre, exigieron a la Fiscalía General de la Ciudad de México fincar responsabilidades a los funcionarios del Ministerio Público que incurrieron en omisiones para activar los protocolos de protección para la menor.

En conferencia de prensa, acompañados por el coordinador de la bancada del PRD, Luis Espinosa Cházaro, subrayaron que si las autoridades de procuración de justicia de la capital hubieran activado los protocolos de protección se habría podido evitar el asesinato de Zoe, ya que con antelación les fue mostrada una fotografía de la niña donde se le observaba golpeada y maltratada.

La diputada Gabriela Sodi Miranda (PRD), presidenta de la Comisión de Atención a Grupos Vulnerables, relató que la niña fue llevada semanas antes de su asesinato a un centro de salud en la alcaldía Azcapotzalco, demarcación donde vivía con su madre y padrastro, y pese a tener marcas visibles de maltrato infantil, el personal no activó ninguna alerta.

 Posteriormente, continuó, la señora Nora Patricia, tía de la niña, presentó el 26 de octubre una denuncia ante la Fiscalía de Investigación de Delitos Cometidos en Agravio de Niñas y Niños Adolescentes, acompañada con una fotografía de la menor donde se le observaba golpeada, y una semana después esta instancia canalizó el caso a la Agencia 59 del Ministerio Público, pero sin anexar la imagen y sin activar los protocolos de protección. 

Pese al peligro de muerte que corría, la Agencia 59 tampoco activó los mecanismos de protección, agregó.

“Cuando esta denuncia se hace del conocimiento de la familia (de la madre y su padrastro), la pareja huye y se refugia en el Estado de México, y es ahí donde se comete el asesinato. La omisión de las autoridades fue brutal”, comentó. 

Alberto Valdivieso, abogado de la familia de Zoe, señaló que hubo una violación clara al resguardo de la cadena de la protección de la niña desde que fue llevada al centro de salud, porque, de acuerdo con la Norma Oficial Mexicana 046, el personal de esa clínica tenía que haber dado parte al Ministerio Público. 

“Es momento de fincar responsabilidades a quien las tenga; el Ministerio Público tiene que rendir cuentas de por qué no tuvo los protocolos de actuación como dice el Protocolo Nacional de la Coordinación institucional para la Protección de las Niñas y Niños, y la Ley General de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes”. 

Nora Patricia, tía de la menor, sostuvo que el responsable del feminicidio es su padrastro, quien la golpeó en el estómago y en su cabeza hasta destrozarla, y reprochó a la Fiscalía General de la Ciudad de México que no haya actuado cuando claramente les dijo que “la van a matar”. “Me trataron con insolencia y con despotismo en la Agencia 59”, recriminó. 

La familiar de Zoe exigió que se castigue y destituya a los servidores que fueron omisos en su deber para salvaguardar la vida de la niña de tres años. “Pedimos justicia para que el feminicida pague y no salga libre, y la pronta captura de su madre que permitió toda esa agresión”, finalizó. 

Por su parte, la diputada Elizabeth Pérez Valdez, integrante de la Comisión de Justicia y vicecoordinadora de los diputados del PRD, informó que la bancada perredista acompañará a quien representa jurídicamente a la familia de la pequeña Zoe en la exigencia de justicia. 

“No permitiremos que en este país se siga violentando a las mujeres desde la temprana infancia. No permitiremos que los feminicidios y los infanticidios sigan sucediendo como si nada pasara en este país”, añadió.

En tanto, el diputado Luis Espinosa Cházaro, coordinador de las y los diputados del PRD, expresó sus condolencias y solidaridad con la familia de la víctima.