Ante galardonados con el Premio Nobel de la Paz de América Latina, congregados en la Secretaría de Relaciones Exteriores, el canciller Marcelo Ebrard Casaubon llamó hoy a erradicar la violencia contra las mujeres. 

“Lo que podemos lograr en el corto plazo, si nos lo proponemos, es eliminar la violencia contra las mujeres, esa debe ser una convicción permanente”, dijo hoy Ebrard.

“Pensemos en la paz que empieza en nuestras relaciones humanas y va a las regiones, a los Estados, a nuestras relaciones multilaterales”, destacó, al inaugurar el Conversatorio “Unidos por la Paz”, celebrado hoy en la SRE, y que contó con la presencia de laureados con el referido galardón.

El canciller Ebrard recordó que, a lo largo de su historia, México y su diplomacia han sido promotores permanentes de la paz, con iniciativas como la proscripción de armas nucleares en América Latina, cristalizada en el Tratado de Tlatelolco, o el reciente litigio contra fabricantes de armas estadounidenses.

Sobre el tema de la demanda, el consultor jurídico de la Cancillería, Alejandro Celorio, explicó que la dependencia demandó a 11 empresas estadounidenses fabricantes de armas, cuyas prácticas negligentes derivan en el tráfico de arsenales que provocan violencia y muerte en México y América Latina.

Tan solo en México, expresó, se estima que medio millón de armas son traficadas cada año desde los Estados Unidos; y estas empresas, con el poder económico y la capacidad tecnológica que tienen, en lugar de buscar mayor poder de destrucción, bien podrían impulsar mecanismos y herramientas para evitar que sus armas sean traficadas ilícitamente a nuestros países para generar violencia.
 
Ante los premios Nobel, Celorio hizo un llamado a la reflexión sobre las mejores vías para impedir que el flagelo del tráfico de armas siga creciendo y nos siga lastimando como hasta ahora.

Por su parte, en el marco del Conversatorio, la Nobel Rigoberta Menchú respaldó dicha iniciativa: “necesitamos hoy apoyar las iniciativas que ha planteado el Gobierno mexicano en el Consejo de Seguridad en relación con la regulación de las armas, con que desde México realmente se dé un mensaje en contra de la violencia provocada por las armas”, afirmó. 
 
El objetivo del Conversatorio, organizado a través de la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Amexcid), es incentivar e inspirar los trabajos de la paz de la región y que más jóvenes latinoamericanos participen en la ciencia, las humanidades, los derechos humanos y la paz. 

En el encuentro participaron Adolfo Pérez Esquivel, Premio Nobel de la Paz 1980 (Argentina); Óscar Arias Sánchez, Premio Nobel de la Paz 1987 (Costa Rica); Edmundo de Alba Alcaraz, Premio Nobel de la Paz 2007 (Grupo Intergubernamental sobre el Cambio Climático – México); Rigoberta Menchú, Premio Nobel de la Paz 1992 (Guatemala); Harvey James Alter, Premio Nobel de Medicina 2020 (Estados Unidos); y José Manuel Durão Barroso, Premio Nobel de la Paz 2012 (Unión Europea). 

También, se escucharon los mensajes de Laura Sprechman, CEO Fundación Nobel Prize Outreach; Kjersti Fløgstad, directora del Centro Nobel de Paz de Noruega; David Kershenobich del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán; el embajador Gautier Mignot, titular de la Delegación de la Unión Europea en México; y Laura Elena Carrillo Cubillas, directora ejecutiva de la Amexcid.

México, a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores, reafirma su compromiso para promover la paz mundial y erradicar la violencia desde organismos y foros multilaterales.