En el marco de la presentación de la campaña contra la violencia sexual, «La Responsabilidad es Nuestra», la directora de la Asociación para el Desarrollo Integral de personas violadas A.C., Laura Martínez Rodríguez, manifestó que la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana estimó que cerca de 5 millones de mujeres mayores de 18 fueron víctimas de algún delito sexual durante el segundo semestre del 2020.

De ello, el 98% de los casos no fueron denunciados, mientras que los sentenciados son del 1.5%, recalcó que no sólo se debe tomar la violación como el delito fundamental; sino atender la antesala de las condiciones que llevan a la perpetración del estupro. Martínez Rodríguez aseveró que esta campaña gubernamental es un paso mínimo ante el problema social y político que fomenta y promueve el delito de violación.

Ante ello, Martínez Rodríguez mencionó que muchos violadores conocen que los casos no van a proceder judicialmente; por ello la activista exhortó a las autoridades capitalinas que es necesario enviar mensajes a los hombres para que aprendan a poner límites. 

Sin embargo, señaló que esto es sólo una acción mínima y que aún falta voluntad política para que se combata de forma efectiva la violencia de género ante la falta de judicialización de los casos que se pueden probar pero que no proceden.

La activista señaló que hay falta de sentencias y ello genera que los perpetradores de delitos sexuales reinciden en estos hechos. Ante ello, recordó casos donde se han visto involucrados funcionarios públicos y empresarios en este tipo de delitos sexuales pero, a pesar de los esfuerzos de la Fiscalía General de Justicia (FGJ) quedan impunes.

Violación equiparada ocurre principalmente en el entorno familiar: Shainbaum

Es el entorno familiar o de amistades donde ocurre principalmente la violación equiparada contra mujeres, declaró la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo.

Al encabezar el lanzamiento de la campaña contra la violencia sexual «La Responsabilidad es Nuestra», la jefa de gobierno destacó que el objetivo es generar conciencia de que sí una niña o una mujer no está en condiciones de decir “no”, “también es no”, ya sea porque tomó alcohol o porque se les ha puesto alguna sustancia en la bebida.

En el último año la Fiscalía ha detectado esta situación en donde a jóvenes, particularmente, se les pone, pues no sé si ciertas sustancias en las bebidas, en donde la mujer no está en condiciones de decir, o la joven no está en condiciones de decir “sí” o “no”, y se producen estas violaciones equiparadas o violación, en el entorno directo de las mujeres, en la familia o en fiestas en donde hay amistades de las mujeres

A diferencia de muchas campañas, en las que se le dice a la mujer: “no vayas a tomar esto, ten mucho cuidado de lo que te ponen en una copa, la jefa de gobierno señaló que esto es importante que se conozca, pero se genera una condición donde nuevamente se victimiza a la mujer que ha sido violentada.

Por ello, destacó que la Secretaría de las Mujeres, junto con distintas organizaciones civiles tomó la decisión de dirigir esta campaña a los hombres.

“Esta campaña se centra precisamente en eso, en que el hombre generen estos cambios en las conductas o visibilicen estos delitos; es decir, que no solamente sea la mujer la que visibilice, sino también los hombres, quienes acompañen esta campaña de visibilización de este delito, que es la violación equiparada o la violación”, apuntó.

Se trata, subrayó, de generar un cambio cultural, en el que cada quien asuma su responsabilidad y no sea la mujer siempre la víctima o la responsable.

En el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer y las niñas, la jefa de gobierno destacó que a dos años de la declaratoria de Alerta de Género en la Ciudad de México, 7 mil 100 agresores han sido vinculados a proceso, y se incrementó 37% los procesados y vinculados por feminicidio. Además, destacó que se duplicó el número de vinculaciones de 2019 a 2021: de 12.6 a 23.3, aunque admitió que por supuesto que debería ser el 100 por ciento.