El proceso de selección del nuevo director general del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) se ha conducido de manera transparente y apego a la legalidad, por lo que su comunidad no debe caer en provocaciones ni atender a las voces que buscan “presionar y suspender” la designación, la cual debe concretarse este lunes 29 de noviembre.

Así lo planteó este domingo en Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y llamó a verificar toda la información relacionada al proceso y los proyectos de los dos aspirantes: Vidal Llerenas Morales, ex alcalde de Azcapotzalco, y José Antonio Romero Tellaeche, actual director interino del CIDE.

“Al interior del CIDE existen grupos de interés que se oponen al cambio y transformación de la institución, no obstante, confiamos en la fortaleza del Centro y las convicciones profundamente democráticas de su comunidad a favor de la pluralidad, la tolerancia y el respeto a la legalidad”, apuntó el Conacyt en un comunicado.

La dependencia a cargo de María Elena Álvarez-Buylla, aseveró que “las fases ulteriores del proceso se han conducido de manera transparente y abierta a la comunidad, con estricto apego a la legalidad y la normativa prevista en el estatuto general del CIDE”.

Agregó que las autoridades responsables han observado el debido proceso en la presentación de los planes de trabajo de ambos candidatos ante la comunidad del centro de investigación y “en la amplia auscultación” en la que participaron investigadoras e investigadores, técnicos, personal administrativo y estudiantes.

Además de un proceso de examinación realizado por el Grupo de Auscultación Externa, en el que intervinieron integrantes del Consejo Directivo y del Comité Externo de Evaluación del CIDE, los titulares de los Centros Públicos de Investigación del Conacyt y un representante de la comunidad académica del CIDE, que como observador.

“Sin embargo, ante las diversas voces públicamente reconocidas que se han expresado durante las últimas semanas, algunas con el propósito de presionar y suspender la designación del nuevo director general del CIDE en contra de la normativa que regula el proceso, y otras genuinamente preocupadas por el futuro de la institución, este Consejo hace un llamado a la comunidad (de esa institución) a no caer en provocaciones, así como a verificar la información que circula en redes sociales y medios de comunicación y consultar los perfiles institucionales y portal del Conacyt”.

Enfatizó que el país y la reivindicación del interés público nacional “requieren de instituciones académicas renovadas y plurales, en donde todas las voces sean escuchadas, por lo que se promoverán espacios colegiados de trabajo y expresión para que el CIDE y su comunidad tengan las mejores condiciones para desarrollar al máximo su potencial, fortaleciendo el desarrollo de la ciencia con plena libertad de investigación y de cátedra, para el beneficio del pueblo de México”.

Fuente: La Jornada