En conferencia de prensa desde Viena este martes, el director para Europa de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Dr. Hans Kluge, advirtió que “desde su identificación, hace 27 días, se ha detectado la variante (…) Ómicron en al menos 38 de los 53 Estados miembro de la Región de Europa de la OMS”.

El funcionario belga explicó que “esta variante puede evadir la inmunidad previa en las personas, por lo que aún puede infectar a quienes han tenido Covid-19 en el pasado, a quienes no están vacunados, y a quienes se vacunaron hace varios meses”.

Según Kluge, quien encabeza la oficina europea de la OMS desde febrero de 2020, aquellas personas que se infectaron de coronavirus tienen entre 3 y 5 veces más probabilidades de reinfectarse con Ómicron, que con Delta, la variante previa identificada como de alto interés por también ser más infecciosa que el virus original.

En contraste, el grueso de las vacunas aprobadas por Occidente parecen estar ofreciendo una buena respuesta para evitar muertes por Ómicron, de acuerdo con la agencia de la ONU. De hecho, hasta hace siete días no se habían reportado muertes ligadas a esta variante en los 27 países de la Unión Europea (UE).

Por otro lado, informes preliminares de la Organización detallan que el 89% de los europeos con esta variante reportaron síntomas “normales” de Covid-19, como tos, dolor de garganta y fiebre. También que el virus se ha transmitido principalmente entre adultos de 20 a 30 años, con vida laboral y de esparcimiento activa, y que habitan en ciudades grandes del Viejo Continente.

Las respuestas gubernamentales han variado. En el caso de Francia, donde los contagios han crecido un 23% en las dos últimas semanas, se han descartado confinamientos o cierres de establecimientos. En el Reino Unido, foco de Ómicron, a partir del 26 de diciembre se impondrán límites en el tamaño de los eventos públicos en vivo durante tres semanas (en interior: 100 personas de pie o 200 sentadas; al aire libre: 500 sentadas o de pie). En Países Bajos no se permite invitar a más de dos personas a un hogar, y en Dinamarca, que está registrando unos 9 mil casos diarios, los comercios no esenciales estarán cerrados las próximas semanas.

Desde la capital austriaca, Kluge cerró la conferencia pidiendo a Europa aumentar la aplicación de pruebas; expandir los programas de vacunas de refuerzo, priorizando a perfiles con mayor riesgo ante el virus y a trabajadores de la salud; y preparar hospitales para el inminente aumento en contagios.

LOS SIGNOS

38 de 53 estados miembro de la Región de Europa de la OMS detectaron la variante Ómicron

de 3 a 5 veces es más probable que cualquier persona se infecte con esta nueva mutación

de 20 a 30 años es la edad de la mayoría de quienes se han contagiado con ella en Europa

Fuente: AFP