La organización civil Mexicanos Primero pidió al Gobierno federal iniciar con la vacunación en niños a partir de 5 años, con el objetivo de minimizar el riesgo de contagio en las escuelas.

En un posicionamiento, acusó a la Secretaría de Educación Pública (SEP) de minimizar la situación de la epidemia en el país y de dejar solas a las comunidades escolares para el regreso a clases presenciales.

“Reconocemos el esfuerzo del gobierno federal para dar inicio a la dosis de refuerzo para docentes y hacemos un llamado para impulsar la vacunación (de niños) desde los 5 años para contribuir a minimizar el riesgo de contagio en las escuelas y, sobre todo, el riesgo de enfermedad grave”, indicó la organización civil.

Señaló que “la SEP ha intentado minimizar la situación de salud, así como las necesidades de seguridad en las escuelas y ha dejado solas a las comunidades escolares que se han tenido que organizar para tomar decisiones. Eso genera desconfianza en las familias y ante la incertidumbre, padres y madres han decidido no llevar a sus hijas e hijos a las escuelas”.

Para hacer realidad la promesa del presidente Andrés López Obrador de que en enero todas las escuelas tengan clases presenciales, explicó que se requieren “lineamientos de orden federal que se articulen con la respuesta de cada estado, así como con el ajuste de cada comunidad escolar para que, con información pertinente, puedan tomar las mejores decisiones de acuerdo a su contexto, y en caso de contingencia sanitaria, tener un verdadero plan para que no se deje la responsabilidad del aprendizaje en el programa Aprende en Casa, que ya se demostró, no es efectivo”.

La organización abundó que “es importante que la autoridad ofrezca condiciones reales para el regreso, con un marco nacional que permita a las comunidades escolares saber qué hacer en el regreso, qué hacer en caso de una contingencia, cómo proteger a estudiantes y docentes y, principalmente, cómo lograr volver a las aulas para que cada niña, niño y joven pueda ejercer su derecho a aprender”.

Fuente: 24 horas