Estados Unidos eliminará las pruebas de covid-19 para viajeros que lleguen al país en avión, anunció la Casa Blanca.

Según un vocero de la presidencia estaduunidense, Kevin Muñoz, quien anunció en su cuenta de la red Twitter el levantamiento de este requisito, las autoridades sanitarias seguirán «evaluando las necesidades con base en la ciencia y el contexto de circulación de las variantes». 

El fin de la obligación de ese requisito entrará en vigor el domingo, según medios estadounidenses.

Ante el arribo de la variante Ómicron, las autoridades sanitarias estadunidenses habían endurecido los procedimientos para ingresar al país en diciembre de 2021. Todos los mayores de dos años que abordaran un vuelo desde el extranjero debían presentar un prueba negativa menos de un día antes del despegue, independientemente de su estado de vacunación. 

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) volverán a evaluar esta decisión dentro de 90 días.

Varios otros países, especialmente de Europa, ya habían dejado de exigir una prueba previa al embarque de los viajeros internacionales. 

Tras una decisión judicial, en abril también se levantó en Estados Unidos el uso obligatorio de mascarilla en el transporte público, en particular en los aviones. 

Estados Unidos registra actualmente más de 100 mil casos nuevos de covid por día, una cifra que, según expertos, es inferior a la realidad. El aumento reciente se ha relacionado con subvariantes de Ómicron.

Por Excélsior