Francisco Garfias

“No me voy”, es lo que, en síntesis, respondió Alito Moreno a los expresidentes del PRI que le plantearon su separación del CEN como parte de la solución a la delicada situación por la que atraviesa el otrora partidazo.

“Está amarrado a la silla”, nos dijo uno de sus predecesores en el cargo, quien pidió no citarlo. Precisó, sin embargo, que Moreno ya está apercibido de la inconformidad general con su actuación.

En el encuentro, de cinco horas, Alito sustentó su postura en los estatutos. Fue electo por cuatro años. Se cumplen en agosto de 2023. Está en lo correcto en términos de legalidad, pero no de legitimidad.

Moreno no sólo registra los peores resultados electorales que haya tenido el tricolor en su historia, sino que enfrenta pleitos judiciales que no favorecen la imagen del tricolor.

Agentes ministeriales, encabezados por el fiscal de Campeche, Renato Sales, inspeccionaron ayer la casa del priista en la capital del estado.

No fue un cateo, como se especuló inicialmente, pero —según versión de Alito— el fiscal personalmente se dedicó a sacarle fotos a su casa.

El dirigente del PRI es ejemplo de lo que le puede pasar a un político de oposición que se atreve a desafiar la línea de Palacio. No es el único que votó en contra de la reforma eléctrica, pero sí el más vulnerable.

La Fiscalía de Campeche le abrió una carpeta de investigación por enriquecimiento ilícito, defraudación y lavado de dinero. Los audios —difundidos ilegalmente por la gobernadora Layda Sansores— lo exhiben como transa. No tienen valor en ningún tribunal, pero el daño a la imagen de Alejandro —y al PRI— está hecho.

* Después del cónclave, celebrado en la sede del CEN del PRI, buscamos a Roberto Madrazo. Nos dijo:

“La reunión fue abierta, franca y sin confrontación. Se pudieron tocar todos los temas, incluyendo la salida de Alejandro. Se analizó a fondo la situación electoral del partido, su participación en la alianza. Se habló también de la desconfianza en la dirigencia”.

Madrazo confirmó lo que Alito dijo en la rueda de prensa que siguió a la reunión. Se vienen cambios “incluyentes” en el CEN y en el Consejo Político Nacional. “Continuará el diálogo sobre temas que no tuvieron respuesta hoy”, nos dijo. 

Otro expresidente, César Camacho, en entrevista con Radio Fórmula, reconoció que la actual dirigencia está cuestionada. 

“Tiene una crisis de confianza al interior del partido y eso se ha reflejado como un problema de credibilidad”, puntualizó.

Luego del cónclave con los expresidentes, Moreno se reunió con integrantes de los sectores del PRI y presidentes de comités estatales. 

Eran suyos de antemano. Lo arroparon con aplausos y gritos de “¡Alito! ¡Alito!”, luego que declarara que el gobierno de López Obrador quiere al frente del partido un dirigente a modo. Al cónclave asistieron también Manlio Fabio BeltronesBeatriz ParedesDulce María SauriClaudia Ruiz MassieuHumberto RoqueCarolina Monroy y Jorge de la Vega DomínguezMiguel Osorio lo hizo como coordinador de los senadores.

* Mientras esperábamos el desenlace del cónclave, hicimos una llamada que teníamos acordada con Jaime Rodríguez, exgobernador de Nuevo León. Está hospitalizado en su tierra. Sale en tres días, pero sólo para regresar a una tercera cirugía en alrededor de seis semanas. Le cortaron parte del intestino y el colon por unos tumores que le encontraron.

Ya no regresará a la cárcel. El juez le cambió la medida cautelar. Enfrentará su proceso en casa. Lo acusan por las broncofirmas y de abuso de autoridad por la requisa de la Ecovía. 

La voz aún débil nos dijo: “Nunca debí haber estado en prisión. Los delitos de los que se me acusa no ameritan prisión preventiva oficiosa. Pero, además, soy inocente. Los primeros días estuve sin juez, sin tener a quién acudir para solicitar el cambio de la medida cautelar”.

No se considera un preso político del gobernador Samuel García, pero sí víctima de un proceso injusto. “No se me permitió tener una defensa adecuada”, insistió.

—¿Cuál fue su reacción cuando escuchó decir al gobernador “el que la hace la paga”, en referencia a su persona?

—No me dejo llevar por esas cosas. Estoy concentrado en mi proceso, pero principalmente en el tema de mi salud. Ya cuando se demuestren las cosas y los procesos sean positivos —es lo que espero— mucha gente podrá cuestionar. Yo estoy concentrado en poder probar mi inocencia, respondió.

El gran trabajo de los abogados, la perseverancia de su esposa, Adelina Dávalos, y los esfuerzos del gran Juve Sánchez, su hombre de prensa, coronaron con el cambio de medida cautelar a El Bronco.

* Bastaba con observar el rostro desencajado de Ernesto Nemer en el tuit que subió el gobernador Alfredo Del Mazo para anunciar su salida de la Secretaría de Gobierno del Edomex. 

El exfuncionario no se va para hacer precampaña como aspirante a la gubernatura, como en su equipo pretenden hacer creer, sino que se distrajo de su encargo para hacer promoción personal hacia la gubernatura y eso no le gustó a Del Mazo.

Publicado en excelsior