El diputado Juan Francisco Espinoza Eguía exhortó al gobierno de Nuevo León a buscar otras alternativas de abastecimiento de agua para la zona metropolitana de Monterrey para evitar la conexión de los Ríos Ramos y Pilón al sistema de Agua y Drenaje de la capital, porque afectaría a 10 municipios de la región citrícola del estado.

En un punto de acuerdo, el integrante del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional (GPPRI), explicó que la decisión estatal en contra de los municipios de la región citrícola, entre ellos Allende, Hualahuises, General Terán, Linares, Montemorelos y Rayones, representa una seria amenaza al desarrollo y bienestar de sus habitantes.

En ese sentido, el legislador informó que los habitantes de las comunidades de Paso Hondo, El Fraile, El Jáuregui, El Porvenir, Los Aguirre y San Miguel, iniciaron protestas en contra del bombeo de agua de estos ríos, toda vez que, se les reduciría el abastecimiento del vital líquido.

Precisó que esas acciones las complementaron con distintos bloqueos a diferentes carreteras del estado y tuvo como efecto que se evitó la conexión de los ríos al sistema de agua y drenaje del área metropolitana.

Espinoza Eguía dijo que los grandes problemas de agua que aquejan al área metropolitana de Monterrey también los padecen los municipios rurales, por ello, advirtió, no busquemos solucionar una crisis, creando otra.

Con estos argumentos, el representante del partido tricolor por Nuevo León solicitó a la Comisión Permanente exhortar al gobierno del estado de Nuevo León a buscar otras alternativas de abastecimiento. “Trabajemos por soluciones integrales que garanticen que todos los neoleoneses tengan acceso a una vida digna”, concluyó.