Erwin Lino, secretario particular del expresidente Enrique Peña Nieto, cobraba las citas con el Ejecutivo federal hasta en 30 por ciento de los contratos resultantes.

Esto según denunció el actual vocero presidencial Jesús Ramírez Cuevas, quien también explicó lo que es el neoliberalismo poniendo como ejemplo la actual polémica en torno a Sonora Grill.

Al participar este miércoles en la conferencia “¿Hacia dónde va la cuarta transformación?” en la Universidad Autónoma Metropolitana unidad Xochimilco, Ramírez Cuevas dijo que los exfuncionarios públicos formaron fortunas al “esquilmar” el erario, asegurando además que eso se puede probar.

“Antes, los altos funcionarios pasaron del diezmo al 30 por ciento. De hecho al anterior secretario particular de Peña Nieto le llamaban Mister 30 por ciento:

‘Nada de 10, a mí me das el 30 por ciento y te abro la puerta y puedes hablar con el Presidente y de los negocios que se aprueben me toca el 30, así era”, acusó.

Respecto a los procesos legales por estos casos de corrupción, dijo que se harán, pero también recalcó que “no nos corresponde, en este momento, ensartarnos en una lucha de justos y culpables, sino, si queremos avanzar, y esa es la propuesta del presidente López Obrador, hacer las transformaciones”.

Por otra parte, el coordinador general de Comunicación Social del Gobierno federal buscó ejemplificar el neoliberalismo como un modelo excluyente, depredador y violento haciendo una comparación con la cadena de restaurantes Sonora Grill, recientemente acusada de tener conductas racistas y clasistas en contra de sus clientes.

“Para no hacer un discurso muy largo, pues imaginen el Sonora Grill, pero que ese es el país, donde hay una minoría muy pequeña, normalmente de piel clara”, dijo Ramírez Cuevas señalando que existe ese pequeño sector favorecido de la población y “una mayoría a la que le tocan las sobras, las migajas, lo que queda, muchas veces nada”.

Con información de Reporte Índigo