El Instituto Nacional de Migración (INM) de la Secretaría de Gobernación rescató en dos acciones realizadas en Puebla a 688 personas migrantes de distintas nacionalidades, entre ellas 150 menores de edad.

Al confirmar su nacionalidad se pudo constatar que del total de las personas resctadas, 514 provienen de Guatemala, 79 de Honduras, 40 de Nicaragua, 37 de El Salvador, 15 de Cuba y tres de Ecuador.

En el primer caso al realizar acciones de verificación migratoria coordinadas entre dependencias federales y estatales, se ubicó un hotel de nombre Conde del Aparador, sobre la Carretera Federal Puebla-Santa Ana Chiautempan,  donde fueron rescatadas 567 personas migrantes; 32 mujeres y 78 hombres menores de edad; 92 mujeres y 365 hombres adultos. De Cuba 14, Ecuador tres; El Salvador 35, Honduras 40 y Guatemala 475.

Quedaron a disposición de la Fiscalía General de la República (FGR), cuatro personas por su probable responsabilidad del delito de tráfico de personas, el inmueble quedó asegurado, así como dos tractocamiones.

En una segunda acción, sobre la autopista Orizaba – Puebla a la altura de la población de San Bartolomé Hueyapan, se ubicó un autobús de donde fueron rescatados 121 extranjeros transportados de manera irregular. Uno proviene de Cuba, El Salvador  dos; Guatemala  39, Honduras 39 y Nicaragua 40. Los Agentes Federales Migratorios contabilizaron 22 hombres y 18 mujeres menores de edad, así como 25 mujeres y 56 hombres adultos. Mientras que el conductor quedó a disposición de la FGR.

En ambos casos, los menores de edad no acompañados y los núcleos familiares quedaron bajo la tutela del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) del estado, mientras que las personas adultas fueron trasladadas a las instalaciones del instituto para continuar con su proceso administrativo migratorio.

Durante las acciones de verificación estuvieron coordinados elementos del INM, Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), FGR, Guardia Nacional (GN) y Policía Estatal.

El instituto refrenda su compromiso por una migración segura, ordenada y regular, con pleno respeto de los derechos de las personas en condición de tránsito por territorio nacional.