Aun cuando el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo hace un par de días que no se darían a conocer los nombres de los jueces que han liberado a presuntos delincuentes de delitos graves, esta mañana el subsecretario de Seguridad Pública, Ricardo Mejía Berdeja, exhibió a algunos de estos juzgadores.

Al presentar en la conferencia presidencial el expediente que el gobierno de López Obrador enviará a la Suprema Corte de Justicia de la Nación como parte de los argumentos para que no se elimine la obligatoriedad de la prisión preventiva oficiosa, el subsecretario enlistó algunos de los nombres de los impartidores de justicia que no vincularon a proceso a posibles delincuentes peligrosos; pero a la vez dejó en incógnita los nombres completos de los presuntos responsables.

El juez de control Carlos Gallegos Arellano, dijo el funcionario, dejó en libertad tras no vincular a proceso penal a Edwin Omar “N”, alias Minimix, quien presuntamente participó en el asesinato de Sergio Ortega Escobar, jefe de grupo de la Policía Investigadora de la fiscalía de Colima.

Un caso más es el del juez de control Sergio Rodarte Oliva, en Zacatecas, que decretó la no vinculación a proceso, ordenando la inmediata libertad de Rafael ‘N’, alias El Fantasma, ubicado como probable secuestrador del Cártel Jalisco Nueva Generación.

El juez Marco Antonio Ordorica Ortega, titular del juzgado segundo de lo penal en el Distrito Judicial de Bravos, con sede en Chilpancingo, Guerrero, dictó sentencia absolutoria en al menos dos procesos por el delito de secuestro, apuntó Mejía Berdeja.

Se refirió a Viviana Judith Juárez Vázquez, jueza quinta de distrito en Materia de Amparo y Juicios Federales en Baja California, como quien en tres casos que se le han presentado de detenciones en las garitas, con armas de uso exclusivo del Ejército, determinó que eran ilegales las detenciones y les concedió la libertad.

En el caso de los llamados Montadeudas, señaló a Juan Pablo Gómez Fierro, juez segundo de distrito en Materia Administrativa Especializado en Competencia Económica, Radiodifusión y Telecomunicaciones, quien admitió juicios de amparo otorgando suspensiones provisionales y definitivas a personas y despachos.

El subsecretario refirió que el juez de control de Tlaxcala, Daniel Hernández George, determinó no vincular a proceso a tres personas involucradas en el delito de secuestro y dos más vinculados en el delito de trata de personas y se les permitió libertad inmediata. Los liberados eran parte de la banda de Los Lucio, dedicada al secuestro en los estados de Morelos, Puebla y Tlaxcala.

Otro de los casos develados por Mejía Berdeja es el de Paulina Irais Medina Manzano, jueza de control del juzgado del Sistema Penal Acusatorio y Oral en Guanajuato, quien decretó la no vinculación a proceso de la madre de José Antonio “N”, El Marro, líder del Cártel de Santa Rosa de Lima, y cuatro personas más detenidas en un operativo.

El subsecretario presentó 14 casos donde no se vinculó a proceso a presuntos criminales, y en nueve reveló las identidades de los juzgadores y en cinco no lo dio a conocer.

El miércoles pasado, en la mañanera, el presidente López Obrador había comprometido a no revelar los nombres de los juzgadores del expediente que se enviaría a la Corte. “Sería humillarlos, porque es un tema muy fuerte”, dijo ese día.

Fuente: La jornada