Este viernes por la mañana, el presidente Andrés Manuel López Obrador informó que, en un enfrentamiento del Ejército con una organización del crimen organizado, perdió la vida una niña en Nuevo Laredo.

El mandatario aseguró que el titular de la Secretaría de Defensa, Luis Crescencio Sandoval ordenó de inmediato una investigación y esperan que el día de hoy se resuelva sobre la responsabilidad de quién disparó.

Afirmó que si fue por parte de algún elemento del Ejército quien disparó y mató a la niña, recibirá su castigo. Se refirió a los papás de la niña y reiteró que no hay impunidad para nadie.

Lamentó la muerte de Rosario Lilián Rodríguez Barraza, madre buscadora de Sinaloa que fue asesinada el 30 de agosto “fue privada cobardemente de la vida y se está investigando el caso” finalizó.

Cabe recordar que la niña de apenas cuatro años, identificada como Heidi Mariana, murió la noche del pasado miércoles tras recibir un impacto de bala en la cabeza cuando elementos del Ejército Mexicano perseguían disparando a supuestos criminales en las calles del municipio de Nuevo Laredo, Tamaulipas.

El director de la organización civil Comisión de Derechos Humanos (CDH) de Nuevo Laredo, Raymundo Ramos, afirmó que no existen evidencias de que haya habido un enfrentamiento entre militares y sospechosos, por lo que acusan a los elementos castrenses del homicidio de la menor.

De acuerdo con el testimonio de las víctimas, la niña Mariana y su hermano Kevin viajaban con una mujer de nombre Griselda y se dirigían a una consulta a una clínica del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) cuando quedaron en medio de una persecución entre militares y supuestos delincuentes.

Pese al riesgo por la presencia de civiles que circulaban por el lugar, los elementos de las fuerzas armadas dispararon en repetidas ocasiones contra los supuestos delincuentes, hasta que finalmente una de las balas alcanzó a la niña de 4 años.

La familiar de la menor también resultó lesionada en uno de sus brazos, pero alcanzó a manejar hasta el hospital del IMSS al que se dirigían para una revisión médica. Debido a las heridas de la mujer, Kevin con apenas ocho años de edad fue quien bajó de la unidad para pedir ayuda, sin que los médicos pudieran salvar la vida a Mariana.

El reporte de las víctimas es que los soldados participantes no les prestaron primeros auxilios. En los hechos están involucradas tres unidades militares, una blindada y dos camionetas tipo pick up.

“Me dirigía al Hospital IMSS de La Bandera, porque Mariana se sentía mal, se quejaba que le dolía el estómago, por lo que iba en mi vehículo Cobalt y al llegar entre las calles 20 de Noviembre para incorporarme a la Doctor Mier, cuando escuche como cohetes, vi que eran soldados que estaban disparando, me orille y yo sentí un dolor en mi hombro derecho, y fue cuando Kevin empezó a decirme que habían matado a su hermanita y me la paso y vi que tenía un orificio en la cabeza, por lo que inmediatamente y como pude, pasándome semáforos y calles en contra que llegue al Hospital, relató Griselda al diario Mañana de Nuevo Laredo.