El sentimiento de los consumidores se deteriora en el mes de agosto en México, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

En medio de la discusión de una recesión o una fuerte desaceleración económica mundial y de los elevados índices inflacionarios a nivel internacional, el sentimiento del mexicano, medido a través del Índice de Confianza del Consumidor, se ubicó en 40.9 puntos, su nivel más bajo desde marzo de 2021, lo que representó una caída de 0.4 puntos en agosto, el cuarto descenso consecutivo.

De acuerdo con el Inegi, la confianza del consumidor en México retrocedió 2.1 puntos en agosto con respecto al mismo mes de 2021, el tercer retroceso anual consecutivo.

Los datos que arrojó la Encuesta Nacional sobre la Confianza del Consumidor a 2 mil 336 viviendas urbanas a nivel nacional, que elaboran en conjunto el Inegi y el Banco de México, reflejaron que las familias mexicanas están temerosas en la situación presente y futura de la economía de México, lo cual no les permite levantar el ánimo para realizar compras de bienes duraderos, al reportar una caída mensual de 1.1 puntos y anual de 0.4 unidades.

Así, el Inegi precisó que el indicador que capta las expectativas sobre la condición económica del país esperada dentro de un año respecto a la situación actual se contrajo de manera mensual 0.2 puntos en agosto; mientras que en su comparación anual retrocedió 5.3 unidades.

En tanto, la variable que mide la percepción de las y los consumidores acerca de la situación económica del país hoy en día comparada con la que prevaleció hace 12 meses retrocedió 1.7 puntos anual y 0.6 mensual.

Así, los consumidores mexicanos mantienen niveles de pesimismo sobre el momento actual y futuro de la economía nacional, que repercutirá en la de sus bolsillos.

Fuente: La Jornada