Las lluvias registradas en Monterrey provocaron la muerte de una familia; su vehículo fue arrastrado por la corriente en la carretera Cadereyta-Allende a la altura de la Hacienda “El Barranquito”.

Los primeros reportes indican que se trata de tres adultos y un menor.

Asimismo, hubo inundaciones en diversos puntos de la ciudad, arboles caídos, vehículos varados, así como el desbordamiento del arroyo Topo Chico.

Lo anterior fue informado por Protección Civil y registrado a través de videos difundidos por usuarios de redes sociales.

En las grabaciones se muestran parte de las afectaciones que sufrieron los habitantes que van desde la filtración de agua en sus domicilios hasta la presencia de un oso en el estacionamiento de un edificio.

«Mi tía: Gracias al cielo por esta lluvia, que este maravilloso regalo nos traiga dicha y bendiciones así sea … Lo que la lluvia trajo al estacionamiento de mi depa», se lee.

Tras las fuertes precipitaciones, el gobernador Samuel García anunció en su Instagram la suspensión de clases este lunes para turno matutino en Nuevo León.

«Se suspenden clases en horario matutino. Cuídense mucho, viene mucha lluvia», escribió.

Por su parte, algunas escuelas como la PrepaTec informaron que las actividades académicas y administrativas se mantendrán en línea este día.

Esto derivado a las condiciones meteorológicas que se presentan en Nuevo León y a indicaciones brindadas por las autoridades.

Por otra parte la vacunación a niños de 5 a 11 años en Nuevo León fue suspendida este lunes, luego de las fuertes lluvias registradas desde la tarde del domingo.

La Secretaría de Salud informó que esta jornada será pospuesta para evitar poner en riesgo a quienes acudirían con sus hijos a recibir la vacuna contra el covid-19.

Cuerpos de rescate reportaron 95 autos varados en distintos puntos de la zona metropolitana, además de 700 llamados de auxilio, con un saldo blanco hasta el momento.

Decenas de avenida, principalmente del norte de la ciudad quedaron inundadas, mientras que el arroyo Topo Chico se desbordó, situación que no ocurría desde hace dos años.

Se espera que este lunes sigan las lluvias en el Estado, durante la tarde-noche y madrugada del martes, situación que motivó a suspender la vacunación de menores.