El pasado 4 de septiembre, la Fiscalía General de la República (FGR), obtuvo tres órdenes de aprehensión por el colapso en la mina ‘El Pinabete’ en Coahuila, donde 10 trabajadores quedaron atrapados.

Sobre el tema el gobernador de Coahuila Miguel Ángel Riquelme Solís, dijo que se enteró a través de los medios de comunicación sobre el tema.

“Nos enteramos de que fueron giradas tres órdenes de aprehensión y la Fiscalía del Estado ha colaborado con la Fiscalía General de la República, para las averiguaciones, las investigaciones y la apertura de las carpetas desde el inicio. Nosotros seguiremos colaborando. Es un tema 100 por ciento federal y bueno la realidad es que en el tema de las minas, sobre todo de los pozos de carbón siempre había sido complicado llegar a quien tiene la concesión, a quien la está explotando y a quien le están vendiendo”, afirmó.

Es bueno que se llegue a conclusiones y que se deslinden las responsabilidades, ya que siempre se ha estado en contra de que se exploten esas minas verticales por el riesgo que corren los mineros.

“Lamentablemente pasa un tiempo, la Comisión comienza a comprar carbón y empieza el coyotaje y a comprar carbón de todos lados y la responsabilidad de la inspección es federal.

Anteriormente se tenían convenios para que el estado pudiera también inspeccionar y poder evitar este tipo de riesgos pero finalmente si se libraron las órdenes de aprehensión, si va a haber consecuencias para quienes no atendieron las recomendaciones de prevención y riesgo y por ello se generó en tragedia, estamos nosotros para colaborar”, afirmó.

Con información de Milenio