El ahuehuete colocado en una de las glorietas de Paseo de la Reforma fue “amurallado” para protegerlo, ya que no se ha desarrollado correctamente debido a “condiciones adversas” que han limitado que tenga hojas verdes y crezca, informó hoy la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) de la Ciudad de México.

Con el fin de que tenga una “mejor adaptación”, expertos arboristas recomendaron aislarlo para disminuir las “diferentes presiones” a las que ha estado sujeto, señaló la Secretaría. Por esta razón, a partir de este lunes 5 de septiembre, se colocó un muro alrededor del mismo.

La dependencia advirtió que el árbol ha estado“sujeto a condiciones adversas” desde su plantación, que han limitado su desarrollo adecuado y lo afectaron negativamente, como un vehículo que chocó contra uno de los tensores que lo sujeta el pasado 7 de junio.

Asimismo, se ha compactado el suelo a causa de personas que se acercan demasiado al árbol y la “presencia de diversos materiales tanto orgánicos como inorgánicos que pueden transmitir hongos y bacterias”, así como“el impacto de personas que han trepado por sus ramas, dañando así la corteza y brotes”.

El sábado pasado, un equipo de expertos revisó el estado de salud del árbol de 20 años de edad, proveniente de los Viveros Regionales y el Vivero Los Encinos.

Edgar Ojeda Sotelo, ingeniero en restauración forestal y arborista certificado, así como el biólogo Saúl Segura especialista en arbolado urbano, ambos aseguraron que el ahuehuete sigue vivo.

También se obtuvieron muestras de raíces para realizar pruebas de patología vegetal para determinar, en un lapso de 15 días, si hay presencia de hongos y bacterias que puedan estar retrasando su proceso de adaptación y crecimiento.

Asimismo, se llevó a cabo una excavación para determinar el grado de retraso en la brotación de nuevas hojas verdes. Según los expertos, esto podría deberse al impacto del vehículo, que habría derivado en una posible fractura del banco o cepellón. Esto pudo provocarle una aireación y daño en las raíces.

El pasado 8 de agosto, personal de la Secretaría colocó un tratamiento para fortalecer las raíces del árbol y el 3 de septiembre recibió la segunda aplicación de productos orgánicos para promover su fortalecimiento.

Una vez que se tengan los resultados de las muestras obtenidas, se podrá dar un tratamiento más específico al ahuehuete de la Glorieta de Paseo de la Reforma, señaló la Sedema.

El ahuehuete fue plantado el pasado 5 de junio como remplazo a la palma que murió a causa de su avanzada edad y de una infección provocada por un hongo.

Fuente: AN