El coordinador auxiliar de Segundo Nivel de Atención del IMSS Estado de México Oriente, médico David Octavio Ángeles Mejía, exhortó a la población a extremar el cuidado de la salud en esta temporada de lluvias, ya que se incrementa el riesgo de infecciones respiratorias agudas, como: otitis, bronquitis, neumonía, conjuntivitis, alergias respiratorias y rinitis, así como patologías de la piel como dermatitis o micosis.

El especialista explicó que las personas más vulnerables a contraer enfermedades son las niñas y los niños menores de 5 años, mujeres embarazadas y las personas adultas mayores de 60 años o aquellas con antecedentes de enfermedades pulmonares crónicas y asma, con inmunosupresión (debilitamiento del sistema inmunitario y de su capacidad para combatir infecciones y otras enfermedades).

En este sentido, recomendó a las familias tomar agua hervida o purificada, incrementar el consumo de frutas y verduras previamente bien lavadas o desinfectadas y evitar cambios bruscos de temperatura, así como en caso de toser o estornudar cubrirse boca y nariz con el ángulo interno del codo (estornudo de etiqueta) o usar un pañuelo desechable, son otras medidas de prevención que deben acentuarse en esta época.

Comentó que es necesario que las azoteas de las casas se encuentren libres de todo tipo de cacharros o trebejos donde se puede estancar o almacenar el agua de los temporales que padecemos en septiembre y octubre, ya que favorecen a

los criaderos de mosquitos y también se convierten en focos de infección que perjudican a nuestra salud.

El médico aconsejó a la población en general usar repelente o ropa que cubra la mayor parte del cuerpo, como: pantalones largos o blusas y camisas de manga larga, uso de mosquiteros y pabellones.

Otra prevención que debemos tener en la época de lluvias, dijo, es el manejo de las legumbres y vegetales en nuestros alimentos, ya que la humedad y la tierra contaminan las verduras, por lo que es sumamente importante desinfectarlas antes de cocinarlas.

Exhortó a que ante cualquier malestar se acuda a la Unidad Médica Familiar con su cartilla nacional de salud; no auto medicarse y seguir al pie de la letra las indicaciones del médico para subsanar cualquier complicación.