A horas de que se discuta la iniciativa de la Guardia Nacional que busca trasladar todo su poder a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), el líder nacional de Morena Mario Delgado acusó como una contradicción no fortalecer la institucionalización de este cuerpo de seguridad civil, por lo que lanzó un llamado a los senadores de todas las fuerzas políticas a dar celeridad y aprobar esta reforma legal del presidente Andrés Manuel López Obrador en la Cámara alta.

En conferencia de prensa, el dirigente morenista precisó que la Guardia Nacional es la institución a la que recurren gobernadores y presidentes municipales para solicitar su presencia cuando se presentan problemas de inseguridad, por ello, consideró necesario que se aborde este tema lo más pronto posible, esto luego de que Ricardo Monreal Ávila, legislador de Morena, anunciara que se tomarían con calma la discusión de este tema debido a la relevancia que representa para la seguridad de todo el país.

“Se trata de una iniciativa a favor del pueblo de México, a favor de la paz y la tranquilidad. Sin duda la Guardia Nacional seguirá creciendo en los próximos años y hay que protegerla para que no se corrompa como sucedió con la Policía Federal”, consideró.

Mario Delgado, aseguró que tiene “sentido” la iniciativa del PRI de extender la presencia de las fuerzas armadas en labores de seguridad pública mientras se fortalece la Guardia Nacional e insistió que mientras más se fortalezca la operación de la Guardia Nacional se reduce la militarización.

Segob también mete presión

En paralelo, el secretario de Gobernación (Segob), Adán Augusto López Hernández, también metió presión y urgió a los integrantes de la bancada de Morena en el Senado, a “no titubear”, apoyar al presidente Andrés Manuel López Obrador y votar a favor de la reforma legal que adscribe la Guardia Nacional a la Secretaría de la Defensa Nacional.

Y es que durante la sesión del pleno del Senado, programada para este jueves, se prevé la votación de la minuta proveniente de la Cámara de Diputados de la reforma mediante la cual la Sedena tomaría el control de la Guardia Nacional.