El gobierno federal entregó las indemnizaciones por el accidente minero registrado hace en un pozo de carbón del predio “El Pinabete”, en Coahuila, donde diez trabajadores quedaron atrapados tras una inundación.

En tanto, dos indemnizaciones están pendientes hasta solucionarse dos juicios familiares iniciados por las concubinas de dos mineros.

De acuerdo al abogado de las señoras, Miguel Tinajero Martínez, fueron presentados en el Juzgado Familiar de Primera Instancia documentos que acreditan el concubinato.

Pero será la sentencia judicial la que determine si se les entrega a ellas la indemnización o a las otras reclamantes que se trata de una esposa y una madre.

La situación laboral de los cinco trabajadores sobrevivientes de este accidente minero ocurrido en Sabinas, en la región Carbonífera del estado, no ha sido informada por la autoridad federal.

Respecto de la investigación abierta por la Fiscalía General de la República, por hechos que constituyen el delito de explotación ilícita de un bien que pertenece a la nación, trascendió que este viernes en los juzgados federales con sede en Torreón se presentaría con un recurso de amparo, la persona identificada como dueño del pozo siniestrado, identificado como Cristian.

De acuerdo a la Fiscalía General de la República, esta persona junto con los empresarios Luis Rafael y Arnulfo, tienen orden de aprehensión pendiente de cumplimentar, por no acudir al primer citatorio notificado.