El director general del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), Carlos Martínez Velázquez, señaló la importancia de que los derechohabientes cambien su crédito hipotecario de salario mínimo a pesos, a fin de que puedan mantener una mensualidad fija pese a la inflación. 

En declaraciones a los medios de comunicación, luego de participar en el foro “Hacia la construcción del Código Nacional de Procedimientos Civiles y Familiares. Retos y análisis”, en la Cámara de Diputados, expuso que la mayoría de los créditos que están en cartera vencida corresponden al esquema de salarios mínimos, el 70 por ciento específicamente, por ello, se les invita a que cambien su esquema a pesos. 

“La invitación que hacemos es a que los trabajadores conviertan sus salarios mínimos a pesos, porque es un seguro contra la inflación, previendo el alza en la UMA, que se verá en enero del próximo año”. 

Comentó que cualquier persona que tenga un crédito en salarios mínimos financiado por el Infonavit puede transformarlo a pesos sobre su saldo, y así poder tener una mensualidad fija. 

Apuntó que la cartera vencida del instituto corresponde a un 13.9 por ciento; sin embargo, “es un fondo que ha diversificado sus activos, muy sano afortunadamente”.

“Desde esta administración hemos saneado la cartera; tuvimos una herencia fuerte, de una cartera que estaba manipulada. Transparentamos la cartera a finales de 2019, posteriormente nos hemos dedicado a ver qué es lo que más afecta”, comentó.

Enfatizó en que el Infonavit se concentrará en el cambio de conducta de los acreditados para que conviertan sus créditos y así seguir apoyando a más personas.

Durante la pandemia, en 2020, dijo, se apoyó a 500 mil familias en diferentes etapas para que restructuraran su crédito, obteniendo unas prórrogas sin intereses. Asimismo, en el caso de los que trabajadores de las fábricas que tuvieron una reducción del salario y una prórroga preferencial, apuntó. 

Agregó que el Instituto decidió mantener las tasas de interés a pesar de los aumentos en la tasa de referencia del Banco de México, y continuará con esa política: quien gana un salario mínimo tendrá una tasa de 1.9 por ciento, mientras quien tiene más de 25 UMAS de salario tiene una tasa de interés de 10.45 por ciento como máximo, acotó. 

Cuestionado sobre la adjudicación ilegal de inmuebles del Infonavit, el directivo dijo que los procesos judiciales siguen su curso, por lo que no se pueden dar más detalles para no violar el debido proceso. 

“En esta administración llevamos 3.3 millones de personas que hemos apoyado con distintos programas. Ya no se hace ningún tipo de desalojo por causas injustas; es una instrucción del Presidente”, comentó.